Terelu Campos confiesa el resentimiento que tiene hacia Kiko Hernádez: «No quiero hablar de esa persona»

La colaboradora de 'Viva la vida' creía que la amistad entre ambos «era bonita»
Terelu habla de la enemistad con Kiko Hernández | La Coctelera

Han pasado siete meses desde que Terelu Campos decidiera abandonar 'Sálvame' tras los duros enfrentamientos que protagonizaba con sus compañeros. Desde entonces muchas han sido las ocasiones en las que la colaboradora se ha visto atacada desde su antiguo programa especialmente por Kiko Hernández que no ha desaprovechado la ocasión para arremeter contra ella en cuanto ha podido.

Para Terelu ir a trabajar a 'Sálvame' se convirtió en una tortura donde, ella misma explica en una entrevista para Lecturas, debía acudir en ocasiones «medicada» para poder soportarlo. Tras su marcha, Kiko Hernández aseguraba que la hija de María Teresa Campos le «detesta» y le «tiene manía» algo que ella misma se ha encargado de desmentir en alguna ocasión.

Lo que más le ha dolido a Terelu es, sin lugar a dudas, la actitud que Kiko tiene hacia ella ya que sus críticas «le duelen más que si viniesen de otra persona». Especialmente después de que, tras la boda de Belén Esteban, Terelu pensara que las cosas entre ellos dos se habían arreglado. Pero nada más lejos de la realidad, pues ha continuado siendo especialmente duro con la colaboradora de 'Viva la vida'.

Kiko Hernández ha sido muy crítico con Terelu | Telecinco

«No me ha mandado ningún mensaje. Hay compañeros que hablan de mí con desprecio, y yo nunca percibí que tuvieran ese sentimiento hacia mí cuando estaba ahí» confiesa durante la entrevista. La periodista hace gala de su saber estar y lejos de arremeter contra Kiko, recuerda con pena y cariño su relación: «Mi gran dolor ha sido la persona que arremete contra mí cuando creía que nuestra relación era bonita».

Durante la entrevista, Terelu evita en todo momento decir el nombre de Kiko Hernández a pesar de ser preguntada por él en varias ocasiones.«No quiero hablar de esa persona» afirma tajante dando por terminada cualquier posibilidad de reconciliación.