Pablo Motos sufrió un accidente con una moto acuática

Una fuerte hipotermia casi le manda al «otro barrio»
Pablo Motos cuenta sus experiencias peligrosas | Antena 3

 

Frank Cuesta visitó por segunda vez 'El hormiguero' el pasado jueves. Con motivo del estreno de la nueva temporada de 'Wild Frank', el extenista acudió al programa de Pablo Motos  y no puso ninguna traba a la hora de hablar de la dura situación de su mujer, su opinión sobre los grupos animalistas y experiencias con las que se ha sentido al borde de la muerte.

Pablo Motos y su accidente acuático

Pablo al oír los momentos de peligro que había vivido Cuesta, se animó a compartir una dura experiencia durante la emisión del programa. Fue en el juego de Trancas y Barrancas, las mascotas del programa, cuando Motos confesó la terrible situación por la que estuvo a punto de morir. «Me dejaron una moto de agua y me dijeron que había que encenderla antes de sacarla, no vaya a ser que luego en el agua no la pudiera encender», confesaba el presentador.

Entonces la moto se alejó de la playa y a Pablo solo se le ocurrió la idea de perseguirla: «La moto se mete mar adentro y yo como un imbécil me tiro y me pongo a nadar detrás», expresaba. Por más que intentó aparentar normalidad, el escenario se lo ponía muy difícil para no quedar como un «gilipollas». 

Pero los momentos más críticos los vivió después de salir del agua: «Pillé una hipotermia, que al principio te da frío, pero lo jodido es que luego se te va el cerebro. No sabes donde estás, no te funcionan las manos. Llegué de milagro a mi casa».

Lo paradójico es que Pablo tiene experiencia con las motos acuáticas pero también mala suerte porque no es el primer accidente que tiene con ellas. En unas pasadas vacaciones ya se lesionó un brazo y la cara.

Pablo es aficionado a las motos y ya ha tenido otros percances con ellas | Cedida

 

Su historia con los gatos

A parte de estas situación de peligro vividas en el ámbito laboral, Pablo ha tenido otros percances relacionados con su salud. 

El pelirrojo es alérgico a los gatos y justamente tuvo que vivir una temporada con el felino de una de sus parejas. Según contó en uno de sus programas, los ataques de asma provocados por los pelos del animal era bastantes serios por lo tanto Pablo optó por una solución drástica que no le funcionó: dividir la casa en varias habitaciones donde el gato no podía estar. 

 

Lo peor de todo es que el animal era tan sociable que se ponía encima de su cabeza cuando él estaba durmiendo. Y para colmo el gato pesaba 12 kilos que Pablo tuvo que sufrir durante el tiempo que duró la relación.

 

Pablo y  su problema con su ojo

La impaciencia y cabezonería de Motos le hizo pasarlo mal cuando fue operado en Barcelona de un ojo vago. A pesar de que el médico le informó de que tenía que hacerle varias pruebas en distintos días, el presentador insistió en ser operado ese mismo día. Al final, acabó viendo doble, literalmente hasta que se recuperó.

🌟 Te contamos cómo te irá en el amor, en la salud y con el dinero ➡ Click aquí para ver tu predicción de HOY o MAÑANA?

Comentarios