Un 'ángel de la guarda' convertido en mendigo salvó la vida de un invitado de 'Cuarto Milenio'

José Luis Martín contó cómo el encuentro con un extraño mendigo le salvó la vida tras un atentado de ETA
Iker Jiménez invitó a José Luis al programa | Cuatro

 

El programa capitaneado por Iker Jiménez se encuentra en la recta final de temporada y todo promete que pondrá broche final con grandes historias que nos dejen con ganas de más en su vuelta en Septiembre. No es fácil que un programa de este estilo se mantenga en antena durante tanto tiempo —va camino de cumplir 15 años— pero las historias que ahí se cuentan y la manera en la que dan a conocer algunos hechos insólitos hacen que te quedes pegado a la pantalla.

Esto mismo pasó en el penúltimo programa de 'Cuarto Milenio' donde Iker trajo como invitado a José Luis Martín para que relatara cómo se salvó de sufrir un atentado de ETA gracias a la supuesta intervención divina de un ángel de la guarda encarnado en un simple mendigo.

El invitado comenzó su relato recordando su trabajo como mozo de almacén. Un día se encontró con un vagabundo que le pidió unas monedas para poder desayunar pero José Luis se negó a dárselas y a cambio se llevó al mendigo —que no era habitual de la zona— a una cafetería para que decidiera que quería tomar. El sintecho accedió y ambos entraron en un bar distinto al que el invitado solía ir. Durante el escueto desayuno, el vagabundo no pidió nada de comer tan solo un café, ninguno de los dos dijo ni media palabra estando en absoluto silencio.

Cuando terminaron y se dispusieron a salir, José Luis le dijo al mendigo: «Por lo menos me podías haber dado las gracias». «Eres tú el que me tiene que dar las gracias a mí» le contestó el extraño personaje. José Luis no entendió las palabras del vagabundo hasta que no pasaron unos segundos y escuchó una detonación: «Andé cinco o diez pasos y escuché un estruendo, una explosión tremenda. Todo tembló. Me tapé los oídos porque no podía aguantar ese ruido. Salí corriendo, para ver que había pasado, y cuando llegué allí era un atentado. Un coche totalmente destrozado, los de al lado igual... Era en la puerta del bar donde yo debería estar tomando café» explicó.

Tras los minutos posteriores de incertidumbre, uno de sus compañeros de trabajo se acercó a él y le preguntó que donde estaba mientras que José Luis afirma haberse sentido «como ido» y temblándole todo el cuerpo al pensar cómo el encuentro con el mendigo había salvado su vida: «No sé si fue la persona que apretó el botón o fue mi Ángel de la Guarda. Pero yo volví a nacer».

🌟 Te contamos cómo te irá en el amor, en la salud y con el dinero ➡ Click aquí para ver tu predicción de HOY o MAÑANA?

Comentarios