La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

Alberto Chicote destapa el fraude del pescado en '¿Te lo vas a comer?'

El programa de la Sexta capitaneado por Alberto Chicote destapa el fraude del mero y el pez mantequilla
Alberto Chicote | La Coctelera

 

Alberto Chicote apuesta por el fraude del mero y del pez mantequilla para finalizar la primera temporada de su programa '¿Te lo vas a comer?' que se emitía todos los miércoles a las 22.30 en la Sexta.

El cocinero ha querido poner de manifiesto y demostrar lo que un estudio aseguraba en relación a que el 50% del pescado que se consume en nuestro país no es el que en un principio nos ofertan en las cartas de los restaurantes.

 

El cocinero recorre algunos restaurantes de Madrid para recoger muestras

De esta manera, Chicote se ha recorrido algunos locales de Madrid para recoger muestras y posteriormente llevarlas a analizar y saber si era el pescado que en un principio se había pedido en dicho restaurantes.

Los resultados obtenidos por el laboratorio Azti de Bilbao dejaron en evidencia que  el mero y el cazón son los pescados con los que mayor fraude se comete, pues en la mayoría de las veces  no es mero lo que sirven en los restaurantes sino perca del Nilo, una especie mucho más barata y de menor calidad.

El caso más evidente fue el de un restaurante de Madrid al que previamente el equipo de  Chicote había pedido mero y después del análisis se descubrió que era perca.

Cuando Alberto se personó para pedir explicaciones al respecto, lo único que halló fueron titubeos y una acusación bastante grave por parte de la entrevistada acusando directamente a Mercamadrid como responsable del engaño.

 

Chicote en un restaurante de Madrid | La Coctelera

 

De Madrid a Vigo para conocer como se comercializa el mero

Para saber en qué momento el mero se convierte en uno de los pescados con los que mayor fraude se produce, Chicote se trasladó a la lonja de Vigo para conocer de primera mano cómo se realiza el etiquetado del pescado.

Allí pudo observar que de entre todos los pescados del día el mero era uno de los que menor cantidad se conseguía capturar —alrededor de 38kg—, habiendo semanas que incluso su obtención era prácticamente nula. Es más el cocinero Iván Méndez con un restaurante en el puerto de Vigo, asegura que ni ellos tienen mero todos los días. 

De ahí que sea considerado uno de los pescados estrella y su precio se eleve, por lo que algunos restaurantes decidan dar el cambiazo al consumidor y dar gato por liebre ofreciendo perca del Nilo cuyo precio puede rondar los 10€ el Kg, muy lejos de los 30€ Kg del mero.

 

El mal denominado Pez Mantequilla, el otro gran protagonista

Otro de los temas estrella del programa era la venta del Escolar Negro, mal denominado Pez Mantequilla. Fue precisamente con este tema con el que Alberto Chicote se quedó bastante impresionado e indignado, pues a pesar de que en Japón está prohibida su comercialización desde 1981, en España está muy presente en algunos de los restaurantes de comida japonesa.

Gracias a los Inspectores de Sanidad del Ayuntamiento de Madrid y a una endocrina, pudimos conocer de primera mano que este pescado puede provocar problemas gastrointestinales si se consumen más de 100g y en crudo, como básicamente se prepara en los restaurantes de comida asiática para su comercialización en sushi.

El comúnmente conocido pez mantequilla debe su nombre al alto contenido en grasa, cuya composición se hace de difícil digestión para nuestro organismo y de ahí que podamos tener problemas estomacales.

Para evitarlo, el escolar negro debe estar debidamente etiquetado y con una recomendación en lo que se refiere a su consumo y los efectos que sobre nuestro organismo puede tener, además de que las pescaderías deben avisar al consumidor a la hora de su compra de los riesgos que existen a la hora de consumirlo.

 

¿Estamos bien informados en relación a la preparación y consumo del pez mantequilla?

Para saber si esto se cumplía, el programa de la Sexta recorrió varios puestos de un mercado preguntando a los pescadores acerca de las peculiaridades de la venta del pez mantequilla. Sorprendentemente, de cinco puestos que visitó, solo dos conocían y cumplían con la normativa.

Lo que más indignación causa es que, sabiendo que es un pescado prohibido en algunos países, habiendo una recomendación de AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) donde expone una serie de pautas para su consumo y los efectos que produce; y una normativa europea donde se deja bien claro que el mal denominado pez mantequilla debe ir bien etiquetado con una advertencia sobre los efectos que podemos tener al consumirlo, este pescado no solo esté perimitida su venta cuando en Japón cuna del sushi está prohibido, si no que además se haga de manera incorrecta y que el consumidor se encuentre indefenso ante el desconocimiento de sus peculiaridades, pues como hemos podido ver la desinformación es evidente.

Esperemos que gracias a la investigación efectuada por el programa, cuyo grandes resultados ha dado a la cadena y ascendiendo respecto al programa emitido la semana pasada donde investigaba las comidas que se sirven en las ferias y fiestas populares, se realicen cambios en la gestión y comercialización de este pescado.

No sería la primera vez que gracias al equipo de investigación y a la actuación de Alberto Chicote, la emisión de su programa haya tenido efectos, pues con el comienzo de la temporada en la que se investigó el mal trato por el que pasaban los ancianos en una residencia de Salamanca provocó la dimisión de la directora o la creación de un comité que se encargará de la vigilancia de los alimentos, su preparación y conservación en una de las provincias donde el presentador estuvo haciendo su quinto programa sobre los alimentos que reciben los pacientes de dichos centros.

Queda más que patente que se prioriza antes el dinero que la salud o el bienestar personal sin tener en cuenta que ciertas acciones o neglicencias pueden costarnos muy caro. Es triste que un programa de televisión tenga que hacerse cargo de competencias que son responsabilidad de los organismos oficiales. Pero si sirven para remover conciencias y abrir los ojos, bienvenidos sean.

 

 

Síguenos en Instagram

Síguenos en Facebook