El rey Juan Carlos, con una herida en la cabeza provocada por un accidente doméstico

Zarzuela ha revelado que el monarca había sufrido una accidente casero sin importancia
Imagen del rey Juan Carlos en el torneo | La Coctelera

A pesar de que cada vez se deja ver en menos ocasiones, lo cierto es que no hay cita deportiva a la que el rey Juan Carlos diga que no. El padre del rey Felipe ha viajado hasta Londres para vivir en primera persona la final de la Copa de Mestros, un torneo en el que jugaba Rafa Nadal.

El monarca, que es muy amigo del tenista, no ha dudado en hacer un esfuerzo pese a su estado de salud, para apoyar a su amigo, quién incluso llegó a invitarlo a su boda con Xisca Perelló. El rey emérito, como es habitual, contempló el partido desde el palco VIP donde se encontraba la familia del mallorquín.

Sin embargo, no ha sido su presencia en el evento lo que ha sorprendido, sino más bien el golpe que tenía en la cabeza y su procedencia.

Un pequeño accidente doméstico

Tras el revuelo mediático que se ha generado entorno a la noticia, Zarzuela ha decidido aclarar que se trata de una herida «sin importancia» provocada por un «accidente doméstico». Al parecer, el rey emérito se encuentra perfectamente y la herida está siendo tratada por profesionales para que no se infecte.

El rey emérito ha asistido al torneo con una brecha en la cabeza | La Coctelera

No es la primera vez que el rey acude a un evento con golpes similares. Don Juan Carlos ya había preocupado a la prensa tras aparecer, en 2011, con una herida en el ojo izquierdo provocado por un golpe contra una puerta.