Albert Solá, el supuesto hijo ilegítimo de Juan Carlos I, apoya su retirada

Albert Solà lleva años afirmando que es el hijo mayor verdadero del monarca aunque de momento no ha sido demostrado de forma oficial
Albert Solà apoya la decisión de su presunto padre | La Coctelera

 

La noticia de la retirada de la vida institucional del rey emérito Juan Carlos I ha sido uno de los temas más mediáticos de los últimos días. El domingo 2 de junio era la fecha anunciada para el comienzo del alejamiento de la vida pública del padre de Felipe VI. Juan Carlos decidió celebrar esa decisión con una reunión informal y su asistencia a una corrida de toros. Junto a él han estado algunos familiares como la infanta Elena y su hijo Froilan.

El medio 'Cotilleo' ha querido saber la opinión de un familiar del Don Juan Carlos que todavía no está confirmado aunque el interesado asegura que es hijo ilegítimo del monarca. Se trata de Albert Solà, quien lleva años defendiendo ser el hijo del Rey aunque sin aportar ningún tipo de prueba concluyente.

A la pregunta sobre su opinión sobre la retirada de su presunto padre biológico de la vida pública Albert contestó: «Para mí es lo mejor que tiene que hacer y de mi parte tanto él como Felipe tienen todo mi apoyo», contaba el autor del libro 'El monarca de La Bisbal' donde cuenta su historia. Y añade lo siguiente: «En la decisión que él tome, tiene mi apoyo: si me viene a ver, si no me viene a ver, es mi padre y es algo que no puedo negar. Yo reconozco dos padres en esta vida: el que me engendró y el que me cuidó».

El libro de Albert Solà | Amazon

 

Algunos cronistas especialistas en asuntos de Casa Real, creen que el Rey ha tomado la decisión de desaparecer por el temor de que aparecieran otros posibles hijos ilegítimos como Albert. Lo único que tiene claro el supuesto hijo del rey emérito es que la reciente publicación de su libro autobiográfico «le ha dejado tocado porque gracias a él recordó todo aquello».

La supuesta historia Juan Carlos y la madre de Albert se habría vivido a finales de los años cincuenta, cuando ambos tenían 17 años. «No fui un niño buscado pero sí deseado en el momento en el que se supo que mi madre estaba embarazada. Y parece ser que mi madre fue su primer amor, pero es difícil que ella salga a la luz pública por el poder que tiene y por la edad que ya tiene», explica.

Albert Solá en una entrevista en Cuatro | Cuatro

 

Solà asegura no tener relación con su madre, pero sí, de forma indirecta con su padre biológico, quien, de ser cierta toda esta historia, puede que ahora, con su retirada de la vida pública, tenga un acercamiento al que sería su verdadero hijo mayor. De hecho este se muestra muy seguro de saber quién es su padre y asegura que si no lo ha hecho antes ha sido por su condición de primogénito.