El estrés por el bloqueo político hace mella en la salud del rey Felipe

El monarca sufre fuertes dolores de espalda desde hace años, que se han acentuado en los últimos días tras la situación política que atraviesa España
Imagen del rey Felipe en la Copa Davis | Casa Real

Felipe VI ha sustituido a su padre, el Emérito Juan Carlos, como asistente al partido de la Copa Davis entre España y Canadá celebrado en la Caja Mágica de Madrid.

El rey, además de no ir acompañado de su padre, gran amigo de Rafa Nadal, tampoco ha contado con la presencia de ninguna de sus hijas ni de su mujer, la reina Letizia. 

Los problemas de salud del rey Felipe

A pesar de que el rey Felipe disfrutaba a lo grande del partido, se podía apreciar cierta mueca de dolor cada vez que se levantaba de la grada, llevándose su mano a la parte baja de la espalda.

«Es que está muy fastidiado. Sufre desde hace años de las lumbares y aún más con los viajes que ha tenido últimamente. En el último mes ha estado en Oviedo, Barcelona -con la tensión que supuso- luego Cuba y después se fue a Estados Unidos, para una visita relámpago a Washington. Así que la espalda le está pasando la lógica factura a semejante paliza», ha aclarado para una conocida revista una persona cercana al monarca.

A pesar de tener una salud envidiable, lo cierto es que la espalda ha jugado en su contra en varias ocasiones. El año pasado, el hijo de la reina Sofía era tratado con radiofrecuencia por aguja, en la Clínica Ruber Internacional, para intentar mitigar los dolores de espalda. Tras este tratamiento, el rey Felipe adoptaba unos días de reposo para volver a retomar su agenda con total normalidad.

Un dolor que no lo abandona

Pese a que llevaba tiempo sin notar estos dolores, parece que ahora han vuelto las molestias. A estos dolores hay que sumarles que el rey Felipe no está atravesando por uno de sus mejores momentos.

El hijo del rey emérito está sometido a un gran estrés. El conflicto en Cataluña y el proceso político que comienza el próximo 3 de diciembre con la Constitución de las nuevas Cortes, hacen que el rey no pueda descansar con total tranquilidad y llevar la vida relajada que se aconseja para estos casos.

El rey Felipe sufre fuertes dolores de espalda desde hace años | La Coctelera

«Cuando pasa temporadas de mucho viaje y estrés, se resiente. Ahora está en pleno dolor y pensando con el médico de Zarzuela qué decisión tomar al respecto porque la rizolisis ya ha quedado en nada», aseguraba alguien cercano al rey.

Pese al dolor, el rey Felipe continúa con su agenda, aunque eso si, para él es obligatoria la visita de un fisioterapeuta que intenta mitigarle los dolores. Además, ha cambiado por completo su rutina y el lugar de ponerse en forma, el marido de la reina Letizia pone todos sus esfuerzos en fortalecer os músculos de su espalda con la ayuda de un entrenador personal que se coordina con su fisioterapeuta.

«Veremos cómo evoluciona porque está fastidiado, pero la cosa no pinta bien. Desde luego ahora él no quiere ni oír hablar de estar unos días de baja con la situación política que estamos viviendo. Pero terminará pasando por quirófano», aseguraba un trabajador del equipo.

«Pero la cosa la ven muy negra porque no mejora mucho. Ha tenido que dejar hasta ciertos deportes como el squash durante una temporada, cosa que le encanta», confiesa un trabajador de la Zarzuela.