Letizia y sus dos vestidos reciclados que afirman que el ‘halter’ es su escote favorito

La reina ha lucido dos diseños de Carolina Herrera en su viaje oficial a Cuba con los que muestra su esbelta figura y brazos tonificados
La reina Letizia durante la exposición 'España y Cuba: Contigo en la distancia' | La Coctelera

Los Reyes de España se encuentran en pleno viaje oficial de Estado a Cuba, y la expectación por este viaje era máxima. Una vez más, la reina Letizia ha sido la protagonista en todos los actos públicos, aunque en este caso ha preferido dejar su vestuario algo renegado.

Han sido unas semanas frenéticas para los Reyes, en los que han acudido a varios actos de elevado índole en Japón y Corea del Sur, donde Letizia hizo gala de los diseños más elegantes y caros. 

Ahora, dada la situación económica que atraviesa Cuba, parece que ha decidido reciclar muchos de sus ‘looks’, aunque no por eso ha dejado de ser de las ‘royals’ mejor vestidas.

Los Reyes de España en el memorial de José Martí en La Habana | La Coctelera

Vestidos ‘halter’ de Carolina Herrera, su apuesta favorita

De hecho, ha demostrado cuales es el tipo de vestido que más le gusta. En sus últimos dos actos, ha reciclado dos diseños de Carolina Herrera muy parecidos entre sí, pues ambos eran de corte ‘midi’ y con un muy favorecedor escote ‘halter’ que mostraban perfectamente los hombros y brazos tan tonificados de la reina.

Con lunares de día

La reina Letizia junto a Lis Cuesta en la ceremonia de bienvenida a Cuba | La Coctelera

En su primer acto en la ceremonia de ofrenda ante el memorial de José Martí en La Habana, Letizia ha apostado por un ‘look’ que conocemos muy bien, su vestido de escote ‘halter’ de lunares en blanco y negro de Carolina Herrera.

De rojo ‘España’ de noche

Los Reyes durante la exposición 'España y Cuba: Contigo en la distancia' | La Coctelera

Para finalizar el día, y en menos de 24 horas, la reina ha lucido el mismo tipo de vestido, también de Carolina Herrera, aunque eso sí, de color rojo ‘España’, su favorito. Se trata de un diseño que estrenó este verano en el Palacio Real de La Amudaina de Palma de Mallorca.