La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

Loli de ‘GH 15’ desvela que sufrió un ictus

Ocurrió hace un año, pero se encuentra ya completamente recuperada
Así era Loli al entrar en 'GH 15' | Telecinco

 

Kiko Hernández, a través de su blog en Telecinco, ha dado indicaciones del presente de Loli Pozo, la carismática tarotista a la que conocimos en la edición número 15 de ‘Gran Hermano’. Una reaparición que ha venido marcada por una noticia relacionada con su salud, y es que la sexta expulsada de su edición ha narrado que hace un año sufrió un infarto cerebral.

Por suerte, doce meses más tarde, la andaluza se encuentra totalmente recuperada y por esta razón se ha decidido a contar su historia a través de sus redes sociales.

«Te entra sin avisar, sin sufrir»

En el texto que compartió con sus seguidores, afirmó: «Hola a todos, no soy de hablar nada por aquí pero quiero compartir con vosotros que tal día como hoy de hace un año me dio un infarto cerebral… lo llamado hoy en día ictus».

Loli se encuentra contenta por no haberle dejado muchas secuelas, y explicó que se trata de algo que «te entra sin avisar, te entra por sufrir» y descubre haber tenido que llorar y luchar mucho para superarlo.

  • NOVEDAD: Entérate antes que nadie de las novedades y cotilleos de los programas de TV de España, gratis en el móvil. ¡Pincha aquí!

Su hermana Mayca, un pilar fundamental

Fue en el año 2014 cuando Loli Pozo entró a concursar en la casa en la que todo se ve y se oye lo hizo acompañada de su hermana Mayca, pues en aquella edición, que ganó la barcelonesa Paula González, se concursaba con una pareja.

La relación familiar entre ambas sigue siendo excelente, pues Mayca se ha encontrado a su lado durante todo este proceso. Un trance que no todos pueden superar, tal como ha indicado en sus redes sociales, en las que ha tenido unas palabras para recordar a «los que quedaron en el camino y no salieron del Hospital».

Sobre Mayca, explicaba que «me cuidó desde el minuto uno hasta que salí del hospital» y por ello le daba las gracias, así como a toda su familia en general y a sus amigos. «Y esa gente que conocí en el hospital yo les llamo familia sin sangre».

 

 

Problemas previos al ictus

Antes de sufrir ese revés de salud, la vida de Loli Pozo no era tampoco mucho más fácil. La tarotista y limpiadora se encontraba en el paro -estaba en situación de desempleo cuando entró a concursar en ‘Gran Hermano 15’- y su vivienda estaba bajo orden de desahucio.

El optimismo de Loli le impidió que la sonrisa no estuviese dibujada en sus labios entonces, del mismo modo que tras el infarto cerebral ha sacado el lema de «ser felices, disfrutar el momento y vivir».

Del mismo modo, Loli decidió en 2017 cambiar de hábitos de salud y perder algunos cuantos kilos, pues sufría sobrepeso por una depresión que sufrió, y se quitó hasta 15 kilos de lo alto, lo cual, sin duda, le ayudó a mejorar su calidad de vida. Una de sus últimas apariciones tuvo lugar en la ceremonia en la que se dijeron sí quiero Yoli y Jonathan, compañeros de edición de ‘Gran Hermano’.