José Ortega Cano a Bertín Osborne: «Salí fortalecido de prisión»

El viudo de Rocío Jurado ha recordado el fatídico accidente de 2011
Bertín Osborne entrevista a José Ortega Cano | Telecinco

 

El cantante y presentador Bertín Osborne, ha regresado con una nueva temporada de «Mi casa es la tuya» acudiendo a la casa en Madrid de José Ortega Cano. El diestro ha abierto las puertas de su hogar y ha aprovechado para relatar algunos de los capítulos más importantes de su vida destacando su infancia, sus inicios en el mundo del toro y su vida a nivel personal. 

«A lo largo de mi vida, desde que empecé a ser torero y a darme a conocer, la verdad es que nunca he hecho ninguna entrevista como la que vamos a hacer», comenzaba confesando Ortega Cano. 

«Empecé a torear a un pastor alemán que se llamaba Tarzán. Fui a ver una corrida con mi padre (…) en ese momento supe qué quería hacer y cómo podía solucionar la vida a mi familia», comentó revelando cómo descubrió a lo que le gustaría dedicarse.

«Los primeros años fueron duros. A lo mejor el domingo estaba toreando y luego me ponía a vender melones con mis padres. Pensé en dejarlo después de una actuación en Madrid, se lo dije a mi madre, que iba a dedicarme a vender fruta y ella me dijo que le daba una alegría muy grande pero que la fiesta de los toros se iba a perder a un torero muy grande. Con sus palabras me quise comer el mundo, a partir de ahí no paré», explicaba. 

Amor a primera vista

Además, el torero confesó lo mucho que había significado para él Rocío Jurado, a quien conoció de casualidad y de quien se enamoró en el primer instante.

Bertín Osborne entrevista a José Ortega Cano | Telecinco

 

«La conocí en la calle Serrano. Ella iba paseando con su madre. Cuando me di cuenta quién era me tiré toda la tarde persiguiéndola. Y me vio y me dijo que si quería un autógrafo o algo. No le dije nada, me daba corte. Luego la conocí en la consulta médica del doctor Mariscal, él nos presentó. Nos enamoramos desde el primer momento en que nos vimos», decía. 

«Rocío era una persona de lo más normal. Familiar y sencilla. No parecía que fuese una artista o una diva, solo lo era cuando se subía al escenario. Le gustaba mucho la cocina, estaba muy pendiente de la casa y de sus hijos. Al principio iba a verme torear, pero luego lo dejó porque sufría mucho porque tuve 32 o 33 cornadas, 2 de ellas muy graves», decía recordando a La más grande. 

Desvelaba lo difícil que fue para él asumir la enfermedad y posterior muerte de Rocío Jurado, que le dejó un gran vacío. «Fue muy difícil adaptarme a estar sin ella. Un día cogí, hice las maletas y me fui con los niños a Sevilla porque era muy duro estar aquí sin ella. Perdí el rumbo de mi vida, me dio por beber. No coordinaba, me faltaba ella. Cuando murió cogí un bajón tremendo y la fe fue lo que me hizo seguir adelante, porque quería morirme, igual que ella», confesaba Ortega Cano. 

El trágico accidente de 2011

Tras la muerte de la cantante, Ortega Cano pudo rehacer su vida con Ana María Aldón, con quien tuvo un hijo. A pesar de ello, la bebida continuaba en su vida y lo adentró en el capítulo más difícil de su vida ese mayo de 2011.  

«Ese día yo iba a dejar a mi hija a un pueblo cercano donde estábamos nosotros. Estaba muy cansado, me debió de dar un vahído», explicaba.

Bertín Osborne entrevista a José Ortega Cano | El Confidencial

 

Asimismo, ha asegurado que tras ello no se acordaba de más. «Cuando me desperté estaba fatal, para sacarme del coche tuvieron que venir los bomberos. Al enterarme que había fallecido una persona me quise morir. Me arrepentí, pedí perdón a la familia y cumplí mi condena», ha afirmado.  

Sin embargo, al recordar su estancia en la cárcel, el torero destacó: «Lo llevé bien en el sentido de que leía mucho La Biblia, escribía mucho... Salí muy fortalecido de prisión». 

Por su parte, Ana María estuvo a su lado durante los dos años de cárcel y dijo que «fue muy duro» hacer frente a la situación, ya que vivió un juicio paralelo. «Esas son las dos caras de la moneda de la persona que es conocida», ha añadido. 

Bertín Osborne entrevista a José Ortega Cano | Telecinco

Gloria Camila se incorpora a la mesa

A lo largo de la entrevista, Gloria Camila aprovechó para acercarse a la mesa a comer con ellos y hablar de sus padres, así como de la complicidad que existe con la mujer de su padre. La joven, que tenía diez años cuando falleció la artista, confesaba que no se acordaba ni de cuando se enteró que era adoptada.

Bertín Osborne entrevista a José Ortega Cano | Telecinco

 

De igual modo, Gloria continuó revelando que hasta que pasaron dos años hasta que se dio cuenta que le faltaba una madre. «Yo ocupaba el lugar de mi madre para que mi padre no durmiese solo, porque él se pasaba todo el día llorando. Era una pena andante. Iba con él a eventos para que no fuese solo y ahí me di cuenta de lo que suponían mis padres para el mundo. Nos convertimos en uña y carne», contaba.  

🌟 Te contamos cómo te irá en el amor, en la salud y con el dinero ➡ Click aquí para ver tu predicción de HOY o MAÑANA?

Comentarios