La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

Laura Escanes sufre un mareo en plena visita turística y debe tumbarse en el suelo

La influencer se encontraba visitando en Templo de Debod en Madrid
Laura Escanes sufre un mareo y debe tumbarse en el suelo | Instagram

 

Parece ser que el embarazo le está ocasionando alguna que otra molestia a Laura Escanes. Si en las primeras semanas la mujer de Risto Mejide nos hacía partícipes de las típicas nauseas a través de su cuenta de Instagram, ahora la influencer ha querido compartir un momento delicado que sufrió mientras estaba pasando unos días de vacaciones en Madrid.

La influencer se encontraba visitando la capital junto con Risto y el pequeño Julio y decidieron acudir a uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad: el Templo de Debod, un edificio del antiguo Egipto situado al oeste de la Plaza de España. Sin embargo, la visita no resultó ser del todo agradable para Laura que en un momento dado comenzó a sentirse indispuesta y tuvo que tumbarse debido a un repentino mareo que sufrió.

«Hemos ido al Templo de Debod y entre que fuera hace frío y dentro tienen la calefacción a tope, me ha dado un mareo que he tenido que salir y tumbarme» explicaba la mujer de Risto mediante una instantánea en una storie de Instagram.

Laura compartía lo ocurrido con sus seguidores | Instagram

 

La joven ha querido aprovechar la publicación para dar las gracias a las personas que en ese momento se acercaron a ella para preocuparse por su estado y hasta le ofrecieron algo para comer: «Todo esto para darle las gracias a Laura. Me ha dado una botella de agua y galletas al verme tumbada. No sé si leerá esto pero cosas así me devuelven la fe en el ser humano. Y gracias también a otra mujer que se ha acercado a preguntar y ofrecerme galletas para que estuviera mejor» escribía Escanes.

A pesar de lo aparatoso del momento, la autora del libro 'Piel de Letra' ha tenido ánimo para bromear acerca de lo ocurrido: «Lo que no me pasó en Egipto a más de 50 grados me tiene que pasar en el templo de Debod con la calefacción» bromeaba.