Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

INSTAGRAM

😍Las mejores fotos y vídeos de los famosos 👉🏻 ¡Pincha aquí y síguenos!

Kiko Rivera cuenta sus años con las drogas: «Estoy vivo de milagro»

El Dj continúa sus memorias en la revista Semana contando el comienzo de sus adicciones
Kiko Rivera narra sus comienzos con las drogas | La Coctelera

 

Parece ser que Kiko Rivera le ha pillado el gusto a contar los episodios más duros de su vida. La revelación sobre su problema con las adicciones le ha dado la oportunidad de escribir sus memorias para la revista Semana. En el segundo capítulo profundiza con más detalle cómo fueron los años en los que el hijo de Isabel Pantoja estaba enganchado a las drogas así como sus primeros contactos con la noche o el despilfarro de dinero.

Su primer bolo fue el desencadenante de una vida de desenfreno

«Un representante de artistas se puso en contacto conmigo para proponerme realizar un bolo en la discoteca Pirámide de Castellón y acepté. Me ofrecían 25.000 pesetas por aparecer en aquel local y hacerme fotos con los clientes. ¡Qué fácil!, pensé» comienza relatando Kiko Rivera en el que fue su primer contacto con el mundo de la noche con tan solo 17 años. A pesar de que reconoce que aquel primer trabajo como reclamo de una discoteca le sirvió para tener dinero propio y hacer frente a sus gastos, también supuso la entrada en una vida que le llevaría al lado más oscuro del mundo de la noche ya que fue la primera vez que probó la cocaína.

Después de haber realizado su primer bolo, el Dj confiesa que cuando le tocó volver a Madrid, ya no había rastro del dinero que había ganado, pues lo despilfarró en un solo fin de semana: «Lo despilfarré todo en un fin de semana porque era la primera vez en mi vida que tenía dinero de verdad. Cada vez me llamaban más y más promotores y el trabajo estaba muy bien pagado… Sobre todo al principio. Pero conviene recalcar que esas cifras, unos 25.000 euros por bolo solo se mantuvieron unos meses y después fueron bajando paulatinamente».

Kiko comenzó muy joven en el mundo de la noche | La Coctelera

 

Los bolos le permitían poder tener grandes sumas de dinero que siendo tan joven le era difícil mantener. Cuenta que cuando cumplió la mayoría de edad quiso celebrarlo por todo lo alto: «Tres días duró aquella celebración. Y sin saber muy bien cómo, comenzó en Madrid y terminó en Barcelona, pasando por Sevilla y Valencia. Y no hace falta que explique como pudimos aguantar tres días de celebración sin terminar desfallecidos».

Comienzan los problemas económicos y sus adicciones aumentan

Kiko Rivera relata que, a pesar de tener un gestor que le advertía sobre sus gastos, no le hacía caso y que los problemas reales comenzaron cuando su economía comenzó a bajar, pero él seguía  teniendo el mismo nivel de vida, por ello comenzó a hacer más bolos, entre cuatro y cinco a la semana, lo que hizo que comenzara a consumir drogas de manera habitual: «Veía que no podía aguantar el ritmo y entonces empecé a consumir estupefacientes para permanecer despierto y poder trabajar» algo que le llevó a tener graves problemas de salud y convertirse en un enfermo: «Estoy vivo de milagro» afirma el Dj.

Afirma que cree que se debe haber gastado en caprichos alrededor de 6 millones de euros, los cuales sintió no tener para ayudar a su madre cuando esta entró en prisión: «Me lo he gastado todo, me arrepiento de no tener ese dinero cuando mi madre entró en prisión. Compraba coches caros, he llegado a tener nueve de lujo aparcados en el garaje».

Sus relaciones le ayudaron a replantearse su situación

Cuando Kiko Rivera conoció a Jessica Bueno y tuvieron su primer hijo, confiesa que comenzó a replantearse su situación pero que a pesar de haberlo intentado, no lo logró: «Cuando nació mi hijo quise dejar mis malos hábitos pero no pude. Con Jessica me tranquilicé un poco, pero tenía que mentirle». Kiko afirma que cuando su relación con la modelo terminó volvió a la «mala vida».

Irene Rosales le dio un ultimátum para que dejara de consumir | La Coctelera

 

Fue entonces cuando conoció a su actual mujer, Irene Rosales, que a pesar de reconocer que también a ella la engañaba, siempre se ha mantenido a su lado: «La engañaba, pero me ha perdonado todo el daño que le hice, cometí muchos errores». Al ver que Kiko continuaba con sus adicciones, Irene le dio un ultimátum: o dejaban las drogas o se iba con las niñas.

Isabel Pantoja decide ayudar a su hijo ella sola

Kiko reaccionó y decidió contarle su problema a su madre cuando las cosas se le empezaron a ir de las manos  y comenzó a tener alucinaciones por las que tuvo que ir de urgencias: «Le dije que consumía habitualmente y que quería salir del pozo, mi madre se quedó destrozada, se plantó en mi casa y me fui con ellas al Rocío y con unos amigos».

La tonadillera no se apartó en ningún momento de su hijo, que al no querer ingresar en una clínica, decidió aislarse en casa en compañía de su madre que permaneció a su lado. Kiko decidió eliminar de sus contactos a aquellas personas tóxicas y dejar el pasado atrás.

🌟 Te contamos cómo te irá en el amor, en la salud y con el dinero ➡ Click aquí para ver tu predicción de HOY o MAÑANA?