Kiko Matamoros, esperanzado: «Es posible que no tengan que darme quimio»

El colaborador abandonó el hospital con su hija Laura una semana después de su intervención
Kiko Matamoros se encuentra tranquilo y esperanzado tras su intervención en la vejiga | CatalunyaDiari.cat

 

Una semana después de su intervención en la vejiga para extirparle un tumor, Kiko Matamoros dejaba el Hospital Quironsalud Madrid (Pozuelo de Alarcón) acompañado de su hija Laura Matamoros, con quien ha vivido un feliz reencuentro. Kiko tenía muchas ganas de salir del centro hospitalario y continuar su recuperación más tranquilo tras las buenas noticias que le llegaban de los servicios médicos. 

El tono negativo con el que Matamoros anunciaba que le habían encontrado varios tumores de vejiga que debían ser operados con urgencia hacía pensar en un desarrollo complicado. Pero nada más lejos de la realidad, ya que los médicos se han mostrado «muy optimistas» con su recuperación tras una operación exitosa. 

Kiko Matamoros confía en no recibir un tratamiento de quimioterapia en el hospital | Telecinco

 

Kiko no las tenía todas consigo y tal como ha confesado, ha puesto de su parte en «maquillar las sensaciones y los miedos», aunque el propio colaborador ha reconocido que estaba preocupado. «Y lo estaba mucho», afirmaba. 

Kiko ha hablado sobre el tratamiento que le puede esperar: «Es posible que no tengan que darme quimio». Y es que ha recordado que «los médicos no sabían exactamente lo que se iban a encontrar, y no podía ser optimista, por las hemorragias tan brutales, de litros de sangre. En estos casos, es muy normal que los coágulos se pudieran confundir con tantos tumores», concluía.

🌟 Te contamos cómo te irá en el amor, en la salud y con el dinero ➡ Click aquí para ver tu predicción de HOY o MAÑANA?

Comentarios