Kiko Hernández se rompe en directo: «Me da miedo que mis hijas se pongan enfermas»

Jorge Javier Vázquez preguntó por los temores más profundos a los padres del plató de 'Sálvame'
Kiko Hernández habla de sus peores miedos y explicar qué es lo peor que le podría suceder a sus hijas | Telecinco

Una de las características más sorprendentes que tiene ‘Sálvame’ es que con la facilidad y agrado que tienen sus colaboradores para hablar de la vida de los demás, lo cierto es que en muchas ocasiones poco se sabe de sus intimidades. La mayoría de ellos trata de llevar una vida discreta, alejada de las cámaras fuera del plató, obteniendo cierto anonimato.

Sin embargo, hay ocasiones en las que no pueden evitar convertirse en el centro de la temática. Sobre todo cuando es precisamente el presentador del programa, Jorge Javier Vázquez, el encargado de ponerlos en la palestra. En esta ocasión, para tratar una cuestión tan profunda como «Como madre, ¿qué es lo que más miedo te da de tus hijos?»

Los colaboradores confiesan sus temores más profundos

La pregunta apareció tras el protagonismo obtenido por Alma Bollo, la hija de Raquel, quien acudió al plató de Telecinco para confirmar y abordar su reciente embarazo. Con la joven como estrella del programa, el conductor trató uno de los temas más personales que hizo sacar el lado más íntimo de cada uno de los colaboradores. 

La primera en contestar a la pregunta fue precisamente la madre de Alma, Raquel Bollo, quien reconoció que su principal preocupación es que sus hijos «lleven una vida adecuada». Por ello, admitió que uno de sus grandes miedos es que tomen conductas «que vayan en contra de su salud». 

Acto seguido, fue María Patiño quien quiso hablar sobre los detalles más íntimos de sus intereses como madre. La tertuliana reconoció que los problemas de salud son los que le quitan más el sueño, por lo que ha peleado día a día para garantizar el correcto cuidado de sus hijos.

El gran miedo de Kiko Hernández

Después de escuchar atentamente a sus compañeras, fue el turno de Kiko Hernández, quien explicó que «me daría miedo que se pusieran enfermas». El presentador cumplió uno de sus grandes sueños y se convirtió en padre, por partida doble, hace apenas dos años. 

Desde entonces, Hernández ha reconocido haber cambiado notablemente su forma de ser y su percepción de ver la vida. El siempre polémico tertuliano se muestra ante las cámaras frío y tenaz, una realidad completamente diferente a la que se le reconoce cuando está delante de sus hijas. 

De hecho, ha llegado a reconocer que uno de sus problemas como padre y que le está costando más superar es la sobreprotección que llega a ofrecer a las niñas. Asegurando que es una actitud que toma por eventos que ha vivido en el pasado, Kiko reconoce que no es la mejor manera de actuar, pero que le está costando trabajo modificar sus acciones.