Todos los detalles de la vida de Infanta Elena

Elena de Borbón y Grecia nació en Madrid el 20 de diciembre de 1963, es la primogénita de los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía y hermana de la infanta Cristina y el rey Felipe VI. Desde 1995 ostenta el título de duquesa de Lugo, ocupa el tercer lugar en la línea de sucesión del trono de España, y es madre de dos hijos: Juan Froilán y Victoria Federica.

 

La infanta más tradicional

Como sus hermanos, la infanta Elena cursó sus estudios en el Colegio de Santa María del Camino. En 1986 obtuvo la diplomatura en Magisterio especializándose en inglés. Trabajó como profesora de inglés en el mismo colegio donde había estudiado, y en 1993 completó su formación obteniendo la licenciatura en Ciencias de la Educación.

Arrogante y distante para algunos, fue sin embargo la infanta favorita para muchos otros, sobre todo los más conservadores, pues siempre mostró un carácter más comedido y tradicional que su hermana Cristina. Siempre se ha dicho que la infanta Elena es la favorita de su padre, con quien comparte la afición a los toros.

 

El matrimonio con Jaime de Marichalar

El 23 de noviembre de 1994 se anunció el compromiso de la infanta Elena con el aristócrata Jaime de Marichalar, hidalgo del Ilustre Solar de Tejada, al cual había conocido unos meses antes a través de unos amigos comunes en París.

Elena de Borbón y Jaime de Marichalar se casaron en el Altar Mayor de la Catedral de Sevilla el 18 de marzo de 1995. Fue un hecho histórico, porque era la primera boda de un vástago de un monarca en funciones desde 1868, y en ocasión de ello la infanta recibió de manos de su padre el título de duquesa de Lugo.

El 17 de julio de 1998 vino al mundo el primer hijo de la pareja, Juan Froilán, y el 9 de septiembre de 2000 nació la segunda hija, Victoria Federica.

Histórico fue también el comunicado por el cual la Casa Real anunciaba el “cese temporal de la convivencia” entre la infanta y su marido el 13 de noviembre de 2007. En 2009 firmaron el divorcio oficial y la Casa Real lo hizo oficial a partir de 2010.

Desde entonces la infanta Elena mantiene un plano discreto intentando mantenerse lejos de la atención mediática y dedicándose a su trabajo en el área de Acción Social de la Fundación Mapfre, donde cobra un sueldo de 200.000 euros al año. Después de su divorcio no se le conocen relaciones amorosas, y vive dedicada a sus hijos y a su gran afición, la hípica.