Diego Matamoros se enfada con 'GH VIP 7' en su reencuentro con Estela: «Es una cerdada lo que habéis hecho»

Estalló porque su esposa tuvo que ver a Kiko Jiménez y a Sofía Suescun así como vídeos del exterior
Diego Matamoros estalló contra el programa | Telecinco

Desde hacía semanas, Estela Grande había estado pidiendo al programa poder ver a su marido, Diego Matamoros. Y ayer 'GH VIP 7' le concedió ese deseo. Sin embargo, no lo hizo tal y como ella podía esperar pues antes de reencontrarse con él recibió las visitas de Kiko Jiménez y de Sofía Suescun, quienes la confundieron con sus palabras.

Pero es más, también vio vídeos donde se pudo ver desde el 'tonteo' que tuvo con aquel concursante hasta las lágrimas de la novia de ese fuera del concurso e incluso imágenes donde su marido decía que estaba muy dolido y que no iba a ir a recibirla al plató cuando saliera.

Todo eso provocó un estado de nervios y de incredulidad en la joven y así fue como recibió a su esposo, al que no dudó en abrazar y besar para luego echarse a llorar. Él la intentaba calmar diciéndole que la quería y que estaba a su lado, pero tampoco dudó en dejar patente al programa que no le gustaba lo que había hecho.

Diego Matamoros y Estela Grande se fundieron en un abrazo | Telecinco

El enfado de Diego

Tras ver todo lo que había estado ocurriendo con Estela, las visitas que había recibido y los vídeos que se le habían puesto, Matamoros estaba realmente enfadado con la organización del reality. Y así lo manifestó nada más reencontrarse con su mujer, a la que advirtió que su 'amigo' Kiko la había traicionado y mentido de manera reiterada al tiempo que definió a ese y a Sofía como «unos sinvergüenzas».

Después de esas informaciones iniciales que le dio a su esposa, Diego se dirigió al programa para decir: «Espero que esto que estáis grabando se lo hagáis a Adara con su marido. Me parece una cerdada lo que habéis hecho hoy».

Ante el enojo de aquel, el presentador de la gala, Carlos Sobera, intentó calmar los nervios diciéndole a la concursante que «Diego te ha estado apoyando todo este tiempo. Ya has visto que lo primero que ha hecho al entrar ha sido decirte que te entiende y que te quiere».

No obstante, Matamoros seguía muy enfadado por lo que había sucedido. Así lo dejó patente exponiendo que «se ha permitido que estas personas vengan cuando yo con esto no me había comprometido. Yo me había comprometido a ver a mi mujer como cualquiera de los concursantes y de sus familiares, a ver a mi mujer y a darle ánimo porque estaba de bajón, pero no a esta mierda».

«Y encima no habéis puesto los vídeos que teníais que haber puesto de este sinvergüenza, pero me voy a callar por respeto a mi mujer, que está aquí y no quiero que sufra más. Esto os lo podíais haber ahorrado hoy y haberlo metido el jueves cuando estuviese ella fuera, pero esto es una cerdada auténtica».

Diego Matamoros se quejó de la manera de actuar del programa | Telecinco

Sobera intentó explicar el porqué habían transcurrido los hechos de esa manera y lo hizo exponiendo que «era importante que Estela supiera lo que ha ocurrido, lo que se ha interpretado o malinterpretado fuera para que luego tú, como has hecho, llegues el último, hables con tu mujer, la apoyes y le aclares cuál es tu sentimiento verdadero y la realidad de los hechos y seáis juntos felices».

Ante esa aclaración, Diego le agradeció las palabras al presentador, pero dejó patente que seguía enfadado por la manera en la que se habían hecho las cosas. No obstante, quiso dirigirse a su mujer para explicarle que «me han hecho mucho daño. La put... cadena se ha tirado semanas acosándome con esto. Me han reventado y he estado con ansiedad, he estado fatal».

Estela al conocer esa situación le dijo: «Lo siento mucho, te lo juro, yo no sentía que pudiese pasar esto conmigo y esta repercusión». No obstante, Matamoros intentó calmarla diciéndole: «Gordi, ya estoy bien. Te quiero, te amo, te necesito». Una declaración de amor que sellaron con un beso antes de despedirse.