Alba Carrillo realiza un balance de su paso por 'GH VIP 7': «Fui muy injusta con este equipo»

La concursante se ha sincerado en 'la curva del programa'
Alba Carrillo ha revelado los mejores y los peores momentos que ha vivido | Telecinco

El próximo jueves 19 de diciembre se celebra la final de 'GH VIP 7' y eso ha llevado a que durante estos días las tres finalistas (Adara, Mila Ximénez y Alba Carrillo) estén realizando un repaso mental de lo que ha sido su paso por el reality de Telecinco.

No obstante, en la gala de ayer de 'El Debate' se les dio la oportunidad de recordar los mejores y los peores momentos que han pasado dentro del concurso llevando a cabo la realización de 'la curva del programa'. Una prueba que en el caso de Alba resultó especialmente interesante e incluso reveladora.

La curva de Carrillo

El paso de la modelo por el reality comienza el 11 de septiembre cuando entró «como un rayo porque tenía muchísima fuerza. Entro discutiendo con Antonio David y venía muy combativa y fue como un shock».

El siguiente punto importante de su curva, como ella reconoció ayer, tuvo lugar el 17 de octubre pues fue «cuando comienza mi declive». Y es que ese día recibió la llamada de su madre en el cumpleaños de su hijo (Lucas), pero esta no le dio información especial de él, al tiempo que se produjo la expulsión de Irene y tuvo lugar su primera nominación.

De ahí que Alba reconociera que a raíz de esos hechos «empecé a entrar en bucle, a pensar mucho en mi hijo, a no tener el apoyo de Irene con la que hablaba un montón». En concreto, fue 'cayendo' en el reality y afirmó que tocó fondo el día que se salvó de la expulsión frente a El Cejas porque «yo ya no veía sentido al concurso. Fue el punto de inflexión de mi concurso».

«Además, tuve una bronca con Jorge Javier porque fui muy injusta con el equipo y la verdad es que os he pedido perdón, pero era una cuestión de que tenía rabia dentro, cosas personales y no estaba sabiendo digerir el aislamiento y es verdad que lo hice fatal. Me sentía fatal conmigo misma, sentía que estaba defraudando y la salvación la vi como un castigo».

El pensar en su hijo, en algo que le dijo a este durante una carrera, e incluso el pensar en cuestiones simbólicas de su familia reconoce que le sirvieron para recuperarse de ese bache y para tomar la decisión de seguir hacia adelante con otra actitud e intentando aislarse de todo lo de fuera. Y a ello la ayudó también la siguiente vez que se salvó de la expulsión porque «me di cuenta que tenía personas que confiaban en mí».

Sus siguientes salvaciones, el llegar a convertirse en líder de la casa, los mensajes que recibió de su hijo y de su chico (Santi Burgoa) así como de sus padres o amigos e incluso la visita de su madre son otros de los momentos que destacó como más positivos e importantes a la hora de animarla a seguir dentro del concurso.

Asimismo, Alba ha querido terminar 'la curva del programa' dando a conocer que «mi premio en 'GH VIP' son Irene, El Cejas, Estela y Noemí porque van a estar conmigo siempre. Este es mi premio y darme cuenta de todas estas cosas que me han hecho reflexionar y son la enseñanza, el camino».

"Mila Ximénez y Alba Carrillo, a pocos días de la final: «Eres tonta desde que naciste»" "Alba Carrillo en su noche más dura: «Me han tenido que dar más dosis de medicación»"