La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

Zayra, la hija de Arancha y Guti, cumple 18 años

La aprendiz de influencer, con solo 18 años nos desvela,desde su perfil de Instagram, los temas protagonistas en su vida: fiesta, amigos, postureo y su familia
Zayra junto a su madre Arancha de Benito | Instagram

 

Las redes sociales tienen una nueva 'it girl' en prácticas. Zayra, la hija de Arancha de Benito y Guti acaba de cumplir 18 años edad, la mínima permitida para mostrarla en los medios de comunicación sin ser pixelada. 

La primogénita del futbolista y la presentadora cuenta con más de 14.000 seguidores en Instagram, donde pone esfuerzo en ir creando contenidos del gusto de sus seguidores. Sin embargo no podemos negar que se la ve «un poco verde» en su carrera de influencer donde otras jóvenes como Alejandra Rubio y Anita Matamoros marcan el camino a seguir.

 

Un perfil lleno de fiesta y bailoteo

Zayra está en la edad de divertirse y salir con sus amigas y de eso dan gran prueba las fotos y stories que comparte en su perfil de Instagram.

Eso si, parece ser que la costumbre de sacar la lengua, poner morritos y perrear forman parte de su signo de identidad como de tantas otras instagramers.  Discotecas, copas, bailoteo, playas, viajes y locuras con amigas conforman el feed de Instagram de la primogénita de la ex pareja.

 

Zayra da consejos de belleza y dieta sana

Además de los momentos de ocio y diversión, Zayra comparte consejos, trucos y tutoriales sobre belleza y dieta sana. Sus vídeos son un tanto amateurs y muy de andar por casa pero Zayra tiene todo el tiempo del mundo para mejorar si quiere seguir escalando puestos en su carrera de it girl.

La moda también se encuentra muy presente en el Instagram de la joven. A Zayra le encanta posar con sus modelitos como si fuera una modelo. Eso sí, no es de las que dice dónde ha adquirido cada producto y prefiere escribir algún pensamiento y reflexión sobre la vida. Su pongo que las marcas todavía no la han tentado lo suficiente o no han visto un gran filón en ella.

 

Su madre Arancha de Benito, su gran pilar

Seguro que la madre de Zayra ha sido uno de las fuentes de inspiración tanto en la vida como en cuestiones más livianas como el tema redes sociales. Si seguimos paseando por el perfil de la joven encontramos varias fotos con su madre como dos verdaderas cómplices compartiendo escapadas, fiestas, ocio y hasta un dueto en el coche. Aunque la aprendiz de influencer no llega a los más de 50.000 seguidores de su madre, su popularidad con tan solo 18 años es increíble.

 

 

Era la propia Arancha la que compartía la mayoría de edad de su hija y la felicitaba con todo su cariño: «15/12/2000 la mayor alegría de mi vida, mi mayor ocupación y preocupación. Lo eres todo para mí!! FELICES 18!! te quiero princesa».

No sabemos el camino profesional que seguía Zayra. Lo que si podemos confirmar es lo que está haciendo ahora Arancha. Actualmente es directora de una agencia de servicios domésticos además de gestionar el área de recursos humanos.

En los años donde Arancha fue más mediática su principal ocupación fue ser presentadora y colaboradora en televisión aunque también hizo algún trabajo como modelo. Sin embargo hace tiempo que está alejada de los medios y muy contenta con su faceta de empresaria.

 

Su padre Guti vive feliz en Turquía

También ha recibido la tierna felicitación de Romina Belluscio, la actual pareja de su padre: «Feliz Cumple súper Zay!!!! Te deseo un día único para ti y una vida llena de buenos momentos y mucho amor!!! Eres especial y te quiero muchísimo, siempre podrás contar conmigo!».

Y es que Romina y Zayra mantienen una muy buena relación, es más, la joven ya ha visitado a su padre en Estambul. La presentadora argentina y el ex futbolista ya se han trasladado al que será su nuevo hogar durante una temporada,Turquía donde Guti será el segundo entrenador del Beskitas de Estambul.

📸 Los cotilleos de los famosos en nuestro Instagram! Síguenos

❤ Haz click aquí para recibir en tu móvil todo sobre los famosos y el corazón ¡Es gratis!