La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

Rocío Crusset cuenta su angustioso percance en un avión

Por suerte todo se quedó en un susto y el avión pudo hacer un aterrizaje de emergencia tras la rotura de una de sus alas.
Rocío Crusset ha vivido un accidente de avión | La Coctelera

 

Está comprobado que viajar en avión es una de las opciones más seguras pero de vez en cuando hay percances aunque la mayoría de ellos, por suerte, quedan en un susto. Rocío Crusset, la hija de Carlos Herrera y Mariló Montero le ha tocado vivir un episodio de estas características este sábado y ha compartido el mal rato vivido en sus redes.

Rocío Crusset vivió un accidente de avión

La joven modelo hace tiempo afincada en Nueva York no para de viajar por cuestiones de trabajo. Con tal mala suerte que este fin de semana ha vivido la peor experiencia de su vida en un aeropuerto. Rocío Crusset se disponía a viajar desde Nueva York rumbo a Los Ángeles cuando ocurrió el accidente.

El avión se encontraba a velocidad de despegue en la pista del aeropuerto JFK, chocó con algo que hizo que el aparato girase con violencia. Los pasajeros, víctimas del pánico, se percataron de que un ala se había roto y que el piloto tendría que realizar un aterrizaje de emergencia.

Ella misma ha relatado la dura experiencia a través de su cuenta de Instagram: «Por primera vez viví una experiencia muy angustiante. Iba a trabajar a Los Ángeles, y despegando, el avión chocó con algo. Se volcó y dio un giro brusco a velocidad de despegue. Lo que se te pasa en la cabeza en momentos así, es terrible. Aterrizamos de emergencia y todo terminó bien. Gracias a Dios».

Rocío comparte su accidente en 'stories' | Instagram

 

  

Lógicamente cuando se vive ese tipo de situaciones, te pasa toda tu vida ante tus ojos ya que piensas que es el fin de todo, pero no te queda otra que superarlo: «Para los que preguntáis, ¡todo se quedó en un susto y todo está bien! Fue muy brusco y claramente pensaba que de ahí no salíamos. Pero quedarse con el miedo dentro no sirve de nada. A viviiiiiiiir», ha concluido mostrando una gran valentía.

 

Una modelo de éxito

Rocío fue descubierta a los 19 años en el festival Rock in Río. La joven no pasó desapercibida y el que hoy es su agente la ofreció ser modelo en cuanto la vio. Una oferta que le costó aceptar, pero confiesa que empezó a pensarlo y cuando tomó la decisión de probar suerte retomó el contacto con él. Una decisión importante que tomó en su día fue adoptar el segundo apellido de su padre Carlos Herrera para así desvincularse de sus padres y volar en solitario en el mundo de la moda. Un mundo donde le va genial y se está haciendo un importante hueco tanto en las pasarelas nacionales como en las internacionales.

Desde entonces son muchas las firmas que han contado con ella (Brownie, Ángel Schlesser, Ágatha Ruiz de la Prada, Springfield, Tezenis…) pero, siguiendo el consejo de sus padres, no ha dejado la formación de lado y estudia a distancia en la Universidad Internacional de La Rioja ADE y Marketing mientras vive en Estados Unidos, donde la prestigiosa agencia IMG gestiona su carrera internacional.

En cuanto a novios se refiere, se sabe que la modelo mantuvo una relación Jaime Conde (hijo del desaparecido actor José Conde) hasta comienzos de 2015. Después también salió durante un año con uno de sus amigos de la infancia, Jaime Soto (hijo del cantante José Manuel Soto y primo hermano de Lourdes Montes).

La última relación que se hizo pública fue la que mantuvo con su compañero de profesión, el modelo cubano Juan Betancourt. Aunque no ha sido una pareja que aireara su relación, se sabe que el año pasado cada uno empezó su vida por su lado y se dejaron de seguir por las redes, un método muy de moda últimamente por el que nos solemos enterar que una relación se ha acabado.

Rocío Crusset y Juan Betancourt fueron pareja | Cedida