La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

Rocío Carrasco pierde su guerra judicial contra Antonio David Flores

La Audiencia Provincial no ha visto indicios de malos tratos del ex Guardia Civil hacia la hija de Rocío Jurado
Rocío Carrasco | La Coctelera

 

Rocío Carrasco ha perdido el juicio contra su ex, Antonio David Flores. Tal y como ha publicado en exclusiva la revista ‘Lecturas’, la justicia no ha visto indicios de delito por parte del ex Guardia Civil, archivando así el caso de la expareja.  

Se trata de un duro golpe para la hija de Rocío Jurado, quien en marzo de 2017 parecía tenerlas todas consigo. Hace dos años que comenzó esta guerra judicial entre ambos.

Fue Carrasco quien, a principios de 2016, interpuso una demanda en la que acusaba a Flores por un lado, de alzamiento de bienes y por otro, de maltratos psicológicos.

Tras dos años de visitas a los juzgados, este miércoles se conocía la noticia que favorecía a la expareja de Rociito. La Audiencia Provincial ha dado la razón a Antonio David Flores, archivando el caso y abatiendo la decisión de la Juez de llevar el proceso a juicio.

 

Pruebas insuficientes contra Antonio David

Los exámenes psicológicos a los que fue sometida Rocío Carrasco para determinar las lesiones sufridas durante su matrimonio no han sido suficientes para la Audiencia Provincial. Unos exámenes que para la Juez, sí fueron claves para tomar la decisión.

Estas pruebas no sólo las realizó Rociito, también se pidió que tanto Antonio David como, los dos hijos de la pareja, fueran evaluados. Algo que la Juez valoró como innecesario y que ahora ha derivado en el detonante que ha hecho tomar la decisión a la Audiencia Provincial.

Éste órgano ha reconocido el delito pero ha admitido que por falta de esas pruebas a las que el resto de familiares se deberían de haber sometido no se puede demostrar nada. Sin duda, una noticia que cae como jarro de agua fría sobre Rocío Carrasco.

Además, a estas pruebas psicológicas se sumó el posible secuestro de uno de los hijos de la pareja, cuando el ex marido de Carrasco, en septiembre de 2016, no devolvió a su hijo sin el permiso de ella.

 

Tres años de matrimonio 

Rocío Carrasco y Antonio David contrajeron matrimonio en 1999, una relación que duró apenas tres años. En 2002 se divorciaron manteniendo situaciones muy tensas entre ambos.

Durante los últimos meses, pocos han sido los medios de comunicación que han podido captar alguna imagen de Rocío Carrasco. Al contrario del colaborador, quién no ha escatimado en dar continuos detalles de la relación durante sus apariciones en televisión.

A día de hoy, los dos hijos de la ex pareja viven con su padre y no tienen ningún tipo de relación con su madre.