La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

Julián Contreras pide respeto y que no se hable más de sus problemas económicos

Dijo que siempre ha intentado comprender lo que ocurre en los medios de comunicación
Julián Contreras, en una imagen de archivo. | España Diario
 

Julián Contreras no aguantó más los comentarios que ha hecho la prensa sobre su situación económica y decidió ponerle fin a esta situación emitiendo un comunicado a través de Lacaci & Delgado Abogados.

En la misiva, el hijo de Carmina Ordóñez ha querido desmentir ciertas informaciones alrededor de su supuesto desahucio y además ha pedido a los medios de comunicación más respeto ante las circunstancias que está viviendo.

«Ante la imposibilidad de explicar mi compleja situación, apelo al respeto, tacto y humanidad que todos merecemos», ha dicho al final del comunicado en el que parece contradecirse con la entrevista concedida a ‘La Razón’, en la que aseguró que estaba arruinado y que le habían desahuciado.

El comunicado de Julián Contreras dirigido a la prensa

En el inicio del documento, Julián Contreras ha manifestado su tristeza y decepción frente a la «información no veraz y difamatoria» convertida en una verdad absoluta y cómo este tipo de comentarios se han propagado afectando seriamente su buen nombre.

«He tenido que sumar toda clase de burlas, reproches y humillaciones, teniendo su punto más álgido a raíz de las graves difamaciones vertidas en uno de los programas de sobremesa», en el cual se hicieron graves acusaciones contra él y su padre.

Dijo que no era cierto que él ni su padre se dedicaban a alquilar viviendas pagando el primer mes y no hacer lo mismo con el resto de las mensualidades. Finalmente invitó a los medios a hacer una reflexión sobre los límites en su trabajo informativo y el daño «irreparable que se pueda ocasionar a una persona».

Julián Contreras había admitido su situación económica

Al concluir el comunicado, el hijo de Carmina Ordóñez dijo que era imposible explicar su «compleja situación», por lo que no tenía más opción que apelar «al respeto, tacto y humanidad que todos merecemos».

Sus palabras contrastan con las publicadas en ‘La Razón’, cuando en una entrevista aseguró que estaba arruinado y le habían desahuciado. Según dicho medio, Julián Contreras no tenía un lugar fijo dónde pasar la noche, cuida de su padre que está enfermo y vive sólo con 160 euros al mes.

En dicha entrevista manifestó que había cometido un error yendo a un juez para reconocer sus deudas, porque ahora no tiene con qué pagarlas, «te ponen grilletes virtuales. Si me meten en Soto del Real viviría mejor. Por lo menos tendría asegurada la comida», ha dicho sobre sus problemas económicos.