El drama familiar de Ricky Rubio, reciente campeón del mundo de baloncesto

El jugador de baloncesto le ha dedicado la victoria de su equipo a su madre, fallecida hace tres años a causa de un cáncer de pulmón
Imagen de Ricky Rubio tras proclamarse ganador | La Coctelera

 

Hay muchos motivos por los cuales admirar a Ricky Rubio, jugador de la Selección de España de baloncesto y campeón del mundo. Además de su exitosa carrera profesional, su vida ha estado marcada por un fuerte drama familiar.

El campeón del mundo perdió hace tres años a su madre, víctima de un cáncer de pulmón y desde entonces cada éxito en su carrera supone un homenaje hacia su madre. 

Emocionado en la rueda de prensa

Sin duda, la madre de Ricky Rubio es como un ángel que guía al jugador en cada jugada que hace. Tanto es así, que el jugador no ha podido evitar mencionarla en la rueda de prensa posterior a la final.

«Sé que desde ahí arriba estará muy contenta. Hay alguien que siempre está ahí… Perdí a mi madre hace tres años y desde entonces está ahí, empujándome para que dé lo mejor de mí. Ella aún me guía cada día. Incluso ahora que no está, puedo sentirla», aseguraba emocionado.

La madre de Rubio fallecía en 2016 a los 56 años de edad, víctima de un fuerte cáncer. A partir de este momento, la vida del jugador no volvió a ser igual, llegando incluso en pensar en abandonar el mundo del baloncesto. 

«Me llegué a plantear dejar el baloncesto, no tengo reparos en decirlo. Imagine lo que es estar hablando con tu madre y que te tenga que colgar por lo mal que se encuentra. ¿Qué haces entonces a 10.000 kilómetros? ¿Qué importa entonces el baloncesto? Seguí en Minnesota porque ella me lo pidió, decía que esa era la única forma que tenía yo de luchar por ella. Muchas veces no quería ir a jugar, lo hacía por ella», confesaba el jugador en una entrevista para la revista 'La Vanguardia'.

"Mel Hidalgo, la explosiva nueva pareja de Carlo Costanzia, hijo de Mar Flores" "María Jiménez reaparece tras su grave enfermedad: «He resucitado»"