INSTAGRAM

🤔 ¿Quién quieres que sea la quinta expulsada de 'GHVIP7'? ¡Pincha aquí y comenta!

Irene Montalá, a punto de ser violada en Barcelona

La actriz catalana ha desvelado en su blog 'Me baisers Volés' que ha sufrido un intento de violación en un restaurante de Las Ramblas
Imagen de archivo de Irene Montalá. | cedida

 

El reciente asesinato y violación de Laura Luelmo, ha hecho que la opinión pública volviera a sensibilizarse con esta situación.

La indignación y la repulsa hacia este tipo de actos ya habían estado presentes en el movimiento #MeToo o 'Yo también he sentido miedo', donde varias famosas y gente anónima narraban sus experiencias personales.

Esto es lo que ha hecho la actriz Irene Montalá que, para ilustrar la sociedad en la que vivimos, ha decidido hacer pública una historia desconocida hasta el momento.

 

Un intento de violación

La actriz catalana, madre de un hijo y esposa del también actor Miquel Fernández, ha escrito en su blog 'Me baisers Volés' para la revista 'Woman' el intento de violación que sufrió hace unos años en los lavabos de un local de Las Ramblas de Barcelona.

Irene adjuntaba la noticia en su Instagram y narraba de manera sórdida su experiencia como mujer. «Cómo casi a todas las mujeres que conozco me he sentido en peligro por un hombre», así comenzaba Irene Montalá su relato.

 

Imagen de Irene Montalá en su blog | Woman

 

Al parecer la actriz iba sola de noche y tenía ganas de ir al baño, entró a una pizzería para poder hacerlo y accedió al sótano donde estaban situados los baños. «Ni siquiera cerré con pestillo. Sólo quedó encendida la luz de mi baño. Escuché un ruido muy sutil, como de papel (...). Sin mover mis pies, me agaché muy lentamente. Allí estaba. Un hombre, vi el reflejo de sus gafas, agazapado, esperándome», empezaba explicando. 

«Me abalancé a la puerta para cerrarla con el seguro. Él también se abalanzó. Forcejeamos. Era un hombre muy alto, muy grande. No logré verle la cara. En el forcejeo, la puerta me golpeó la cara tan fuerte que al día siguiente tenía una parte de mi boca totalmente negra. Y grité para que alguien me oyera. Grité tan fuerte que se me escuchaba arriba en el restaurante. Grité tan fuerte que mis gritos se oían desde la calle. Nadie bajó. Nadie» escribía la catalana.

Ante los gritos de la actriz, el atacante huyó y ella se quedó allí, en el baño, consternada. «Yo jamás dejé de gritar. Me contaron, que el hombre salió por su propio pie. Todo el restaurante en silencio mirándolo. Mis gritos seguían. Salió andando y cuando llegó a la puerta de entrada, echó a correr (...) No podía apenas hablar. Temblaba. Me subieron arriba y todo el mundo me miraba sin articular palabra. Me sentí observada, avergonzada. Me dieron una tila. Sola en una mesa con cincuenta ojos encima de mí, magullada y sin poder dejar de temblar. Me fui».

Montalá reconoce no haber interpuesto una denuncia, ya que no sabía realmente a quién denunciar.

 

Secuelas psicológicas

Además de secuelas físicas, un moratón en el labio, la actriz también tuvo secuelas psicológicas que aún persisten.

La actriz además afirma que ahora cada vez que pasa por ese sitio tiene miedo, y no solo de ese sitio concreto sino de todos aquellos sitios que impliquen subir y bajar escaleras, ya que le recuerdan al fatídico suceso.

Montalá aprovechó para recordar que «como sociedad, tenemos muchísimo trabajo todavía. Estamos lejos, muy lejos de pensar que estamos seguras».

  • También puedes leer:

🌟 Te contamos cómo te irá en el amor, en la salud y con el dinero ➡ Click aquí para ver tu predicción de HOY o MAÑANA?

Comentarios