Rifirrafe entre Susanna Griso y Laura Borràs: «Mi apellido es Griso y no Grisu»

La periodista y la política independentista han chocado en 'Espejo Público'
Laura Borràs y Susanna Griso han protagonizado un rifirrafe | Antena 3

El programa 'Espejo Público' ha dejado hoy momentos muy tensos e incluso polémicos como el choque que tuvo su presentadora, Susanna Griso, con el líder de VOX, Santiago Abascal, o la declaración de aquella dejando patente que no es independentista.

Pues bien, en el último programa ha vuelto a vivirse una controvertida situación. Exactamente lo que ha sucedido es que quien lo conduce ha tenido un rifirrafe con la política independentista Laura Borràs, que es la cabeza de lista de Junts per Catalunya.

Estalla el conflicto

Los incidentes ocurridos en Barcelona fueron el origen del rifirrafe | Antena 3

Los disturbios y altercados ocurridos en Barcelona eran el tema de conversación entre la periodista y la política. Y fue esa cuestión, además, la que trajo consigo que chocaran de manera contundente.

Borràs criticó la actuación policial en esos hechos, lo que provocó que la presentadora le recriminase que no se acordara de los agentes que precisamente resultaron heridos. En ese punto, la política le contestó con un «Señora 'Grisu', no se equivoque. He ido a visitar al Policía que estaba tan grave. No me eche en cara falta de empatía. Yo estoy con todas las víctimas».

Tras esas palabras, la tensión entre ambas fue en aumento. Así, Susanna expuso que Torra no había ido a ver a los policías heridos y eso fue respondido por Laura, que le dijo que sí les había visitado, pero que no lo habían hecho público: «No lo hemos publicitado porque no es necesario traficar con el dolor de las víctimas. No discriminamos a los heridos como sí hace el Presidente del Gobierno».

Esa manifestación llevó a la presentadora a preguntarle si no lo habían contado por no traficar con el dolor de las víctimas o porque no deseaban que se les acusara de haberse puesto a favor de los policías que habían sido agredidos por «unos jóvenes absolutamente radicalizados».

Borràs puso en duda que aquella supiera que esas agresiones hubiera sido realizadas por dichos jóvenes y fue cuando Susanna optó por responderle de manera tajante: «Respeto tu opinión y me encanta entrevistarla, pero no nos ponemos de acuerdo ni siquiera en mi propio apellido. Es Griso y no Grisu, pero le agradezco que me lo cambie».

Ante ese comentario, la entrevistada le respondió diciendo: «La 'o' en catalán es átona y se pronuncia Grisu, si ahora quiere que le diga Griso...».

En ese punto, la presentadora no quiso quedarse callada y le dio una respuesta a la política bastante contundente y cortante: «Mi apellido es italiano y toda la vida se ha pronunciado Griso, pero si usted me lo quiere catalanizar, me parece muy bien».