La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

GALA 'GH VIP 6'

Makoke, octava expulsada tras las declaraciones de Miriam

Michu, la novia de José Fernando, será operada de un problema en el corazón

La joven padece una enfermedad congénita desde su nacimiento
Michu deberá ser operada del corazón | La Coctelera

 

Michu, la novia de José Fernando Ortega, deberá pasar por el quirófano para ser intervenida del corazón, según ha avanzado el programa ‘Socialité’. La misma joven ha explicado que se debe a una enfermedad congénita que padece desde su nacimiento y que ya obligó a que fuera operada nada más vino al mundo.

 

Esta nueva intervención que se realizará en unos pocos días, ante la que la andaluza reconoce tener miedo, servirá para atrasar un futuro trasplante de corazón al que se tendrá que acabar sometiendo como máximo en unos diez años. Para ello no podrá contar con el apoyo de José Fernando, encerrado en un centro psiquiátrico.

 

Michu y José Fernando, una relación complicada

La relación entre el hijo de Ortega Cano y Michu ha estado marcada por sus idas y venidas. El año pasado anunciaron su boda pero meses más tarde la cancelaron y pusieron fin a su relación, según parece, de forma definitiva.

 

Muestra de ello fue el bautizo de la hija que tienen en común, María del Rocío, al que los dos llegaron por separado y se mostraron muy distantes entre ellos. Cabe destacar, sin embargo, que José Fernando se muestra muy atento con su hija y aprovecha para disfrutar de ella los días de permiso que tiene en el centro psiquiátrico donde está ingresado.

 

Michu y José Fernando | Cedida

 

José Fernando sigue un programa de rehabilitación

El hermano de Gloria Camila lleva meses ingresado en un centro psiquiátrico de Ciempozuelos, Madrid, siguiendo un programa de rehabilitación que por el momento no parece dar sus frutos. De hecho, José Fernando no pudo acudir a la boda de su padre con Ana María Aldón que tuvo lugar hace unas semanas.

 

Al parecer, el comportamiento del joven sigue sin mejorar y, tras pelearse con un compañero, se le permitió acudir a la ceremonia como penalización. Incluso se le ha llegado a retirar el teléfono móvil por «mal uso» después de ser descubierto intentando comprar una pipa electrónica por Internet. Por ello, se le ha cambiado de módulo y ha sido trasladado al de larga estancia.