La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

GALA 'GH VIP 6'

Makoke, octava expulsada tras las declaraciones de Miriam

La OCU alerta sobre los engaños en las etiquetas en la compra del súper

Lanza una campaña para denunciar en redes sociales
Una mujer lee las etiquetas de unos yogures, en un supermercado. | Cedida
 

A muchos les habrá sucedido: comprar un producto dejándose llevar por la imagen de la etiqueta y cuando se llega a casa a probarlo la realidad es otra. Con esto quiera acabar la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU. 

La entidad asegura que los supermercados están llenos de «etiquetas trampa» y se ha decido a declararle la guerra lanzando la campaña #NoCuela con la que espera poder acabar con los engaños a los consumidores.

La iniciativa consiste en utilizar el hashtag #NoCuela y que el usuario denuncie cada vez que encuentre un engaño al probar un producto que ha comprado en un supermercado con especificaciones difereque no se ajustan a la verdad.

Cuidado con estos productos con etiquetas engañosas en los supermercados

La OCU se tomó el trabajo de investigar y denunciar algunas de las etiquetas halladas en supermercados que no corresponden con la realidad, convirtiéndose en un verdadero engaño para los usuarios. Estos son algunos de sus resultados:

Aros a la romana

«Si por la foto del empaquetado crees que estás comprando calamares a la romana, estás equivocado. Realmente es un producto elaborado a partir de piezas de pescado y un 40% es pota», ha denunciado la OCU.

Salchichas de pavo

Advierten que algunas de las salchichas en el mercado tienen sólo un 41% de pavo y no el 100% como lo escriben en la etiqueta. «El 59% restante es una mezcla de agua, almidón, proteína de soja, fibra vegetal...».

Zumos naturales

Algunos zumos de caja no son zumos ni tampoco leche dice la etiqueta. «El Bifrutas Tropical es un refresco, no es un zumo ni tampoco leche».

Productos marinados

La OCU advierte que algunas bandejas de carnes dicen que vienen con marinado, pero «piensas en una preparación sofisticada, pero en realidad los productos marinados lo que de verdad llevan es agua añadida».

Productos cárnicos

A menudo se encuentran en las etiquetas de carnes de ternera, pollo y cerdo que vienen añadidos, pero ¿cuántos llevan? «¿Producto cárnico? Si pone eso en la etiqueta lo que estás comprando no es carne, sino un producto que además puede llevar especias, agua, conservantes, colorantes...», revela la OCU.

Jamón cocido extrajugoso

La organización advierte que cuando ponen este anuncio en la etiqueta en realidad se está comprando más cantidad de agua que la indicada en un enpaque que debería tener más jamón que líquido.

Un consumidor mirando las etiquetas de los productos del supermercado. | Noel Hendrickson en Getty Images 
 

La OCU acusa a las empresas de engañar a los consumidores

Hay diez objetivos claves que la OCU quiere conseguir con esta campaña y con otras con las que quiere acabar con las «etiquetas trampa».

1. Que la denominación comercial aparezca tan destacada como debería aparecer la denominación legal del producto, eso sí, en la parte frontal y visible.

2. Que con el mismo tipo de letra aparezca junto al nombre principal del producto el ingrediente y su porcentaje.

3. Que el ingrediente destacado en el envase coincida con el mayoritario.

4. Que se acabe de una vez la letra pequeña del etiquetado obligatorio.

5. Que en las etiquetas se definan los términos natural, casero y tradicional, además de las condiciones de uso.

6. Que el producto venga con una foto real del producto y uno una retocada o que supera la realidad del mismo.

7. Que se limite el uso de colorantes y potenciadores de sabores en ciertos productos con un contenido mínimo de un ingrediente.

8. Se establezca un porcentaje mínimo del ingrediente para que pueda ser destacado.

9. Se incluya la cantidad de azúcar añadido.

10. Se ponga coto al uso indiscriminado de alegaciones nutricionales.