La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

Los huevos de diferentes sabores ya se venden en nuestros supermercados

Los huevos con sabor a jamón serrano, queso azul, ajo y trufa son los innovadores sabores de la empresa valenciana Koroko
Imagen de la variedad de sabores de Koroko | Cedida

 

En los últimos años hemos podido encontrar muchísimas novedades en el mercado de la alimentación pero ninguna tan sorprendente como Koroko. Se trata de una empresa que ha creado e introducido al mundo los huevos de sabores. Si entramos en la web nos encontramos con esta divertida descripción del producto: 

«Esta es la historia real de un grupo de gallinas que han revolucionado el corral a base de ingenio, innovación y buen gusto. Gallinas que campan a sus anchas y que aprovechan esa libertad para crear huevos asombrosos. No se conforman con hacer lo de siempre, para eso ya están todas las demás. A ellas lo que les apasiona es dejar a la gente con la boca abierta».

Los nuevos sabores que darán un toque especial a los platos más tradicionales 

En los supermercados ya podemos encontrar huevos con sabores a jamón serrano, trufa, ajo y queso azul  para dar a nuestra comida un toque diferente. Además, la empresa valenciana ya está ideando nuevos sabores como el chocolate para hacer bizcochos menos calóricos, o sabores como el wasabi y el beicon.

El fundador de la empresa valenciana, Cayetano Belso, explica que tiene  una «gran variedad de sabores en mente» pero que no tiene definida una nueva línea de productos ya que se está centrando en los sabores con los que actualmente comercializa en supermercados, hoteles y restaurantes. 

Los huevos provienen de gallinas criadas en libertad

El creador, habla de de los huevos de sabores como un producto potencial para hacer que las comidas diarias sean una «experiencia diferente». Jamón serrano, queso azul, ajo y trufa son los sabores de los huevos de gallinas en libertad que comercializa actualmente Koroko.

El producto es el resultado del proyecto de fin de carrera del fundador y es la primera experiencia emprendedora del joven de 25 años. La idea le surgió viendo a su madre como hacía los huevos trufados. Ella los envasaba herméticamente con la trufa y los dejaba en la nevera siete días. 

Imagen variedad de trufa de la marca Koroko | Cedida

 

Belso explica que «la trufa es super cara, estacional y difícil de conservar. Durante los siete días en la nevera se perdía la frescura del huevo y la trufa se pudría muy fácilmente». El emprendedor mantiene en secreto la actual técnica que ha ingeniado pero insiste en que el proceso es natural.

Los productos ya están presentes en supermercados de varias comunidades autónomas

La empresa Koroko empezó su trayectoria impulsada por Juan Roig, el dueño de Mercadona, que ha hecho que los huevos de sabores se comercialicen en Valencia, Murcia, Cataluña, Madrid y Valladolid. Además, en los sectores hoteleros y de restauración está muy presente en Valencia, Cataluña y Murcia. En total, ya ha vendido más de 200.000 unidades.

Aunque tengan un éxito rotundo, Belso reconoce que, mirando hacia el futuro, será difícil recurrir al mercado virtual. Según él «no tiene sentido porque el huevo es tan frágil y pesa tan poco que los costes se disparan». Solo tendría sentido comercializar con el producto a través de plataformas de compras con servicio a domicilio ya que «los gastos se comparten».

Síguenos en Instagram

Síguenos en Facebook