Las hamburguesas del supermercado llevan menos carne de lo que imaginamos

La mayoría de las hamburguesas que se comercializan apenas alcanzan el 80% de carne
Las hamburguesas son uno del los platos más consumidos | Cedida

 

La hamburguesa es uno de los alimentos más populares entre los consumidores ya que es un producto fácil de elaborar y muy versátil. La hamburguesa es el resultado de una carne elaborada de manera específica que puede ser combinada con un gran abanico de guarniciones. Esto tiene un resultado atrayente porque es un producto que se adapta al gusto personal del consumidor. 

Debido al éxito que han tenido, igual que en los restaurantes de comida rápida, en los supermercados encontramos diferentes tipos de carne para cocinar hamburguesas. Lo más habitual entre los consumidores es decantarse por los preparados cárnicos conocidos como ‘Burger Meat’, un producto alimenticio de calidad inferior.

La ‘Burger Meat’ es un preparado que lleva aproximadamente un 80% de carne. Se vende envasada y se elabora con mezclas de cereales, verdura, agua, conservantes, colorantes y sulfitos que proporcionan más sabor y mejor aspecto a la hamburguesa. Se trata de un tipo de carne que cumple con la legalidad impuesta por la directiva comunitaria y, tanto la composición, como la higiene, la trazabilidad y la seguridad alimentaria tienen que pasar los controles pertinentes antes de comercializarse. 

La ‘Burger Meat’ puede ser perjudicial para la salud 

No obstante, el consumo repetitivo de este tipo de carnes no es beneficioso para la salud y, debido a ello, la opción más saludable es comprar la carne picada fresca en carnicerías. Pero para aquellos que se decanten finalmente por la ‘Burger Meat’ es importante leer el etiquetado y conocer en qué supermercados se vende este producto y que porcentaje de carne tiene.

La hamburguesa de marca blanca con más porcentaje de carne (un 93%) es la de Alcampo, y la elabora Villa del Monte. La comercializada por Lidl está en segundo lugar con un 85%de carne seguida de la que vende Mercadona, elaborada por Cárnicos Medina y tiene un 82% de carne. La más cara y con menos porcentaje (un 81%) es la que comercializa Carrefour.

Entre los más caros están los de menor calidad

En algunos casos, las hamburguesas más caras son las que menos porcentaje llevan de carne. Algunos productos como ‘Vergara Beef Supra Deluxe’ de Selected & Quality sólo contiene un 71% de carne y cuesta 9,07 euros el kilo. Lo mismo ocurre con la hamburguesa que elabora El Encinar, que tiene un 77% de carne y cuesta 19,93 euros el kilo. Todo lo demás son ingredientes como arroz, agua, fibras, antioxidantes, dextrosa y sulfitos como el E-221. 

La variedad en los supermercados es cada vez mayor debido a la demanda de los consumidores. Gracias a ello, marcas como Santa Rosalía comercializa una ‘Burger Meat’ de ‘Waygu’, una raza bovina japonesa, y contiene un 93% de carne, un porcentaje bastante elevado teniendo en cuenta que marcas como Emcesa elaboran este tipo de producto con solo un 64% de carne de vacuno. La marca Coren también elabora una ‘Burger Meat’ de ternera gallega que contiene un porcentaje elevado de carne (un 91,1%).