La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

La reina Sofía acude sola al funeral del duque de Francia, Henri d'Orleans

El funeral, celebrado en la capilla real de Saint-Louis, acogió a cerca de 500 asistentes entre realeza, grandes empresarios y políticos
La reina Sofía, en el funeral de Henri d'Orleans | Gtres

 

Doña Sofía acudió este sábado al funeral por el duque de Francia, Henri d’Orleans. La realeza europea se citó este fin de semana en la localidad de Dreux (Francia) para dar el último adiós al duque de Francia y conde de París, que falleció el pasado 21 de enero a la edad de 85 años.

En representación de la Casa Real de nuestro país, Doña Sofía fue la encargada de asistir al funeral, aunque lo hizo sin ninguna compañía por la ausencia de rey emérito, Juan Carlos I de Borbón.  

Doña Sofía se reunió allí con Jean d'Orleans, hijo del duque y actual jefe de la casa de Francia, que dio la noticia de la muerte de su padre por medio de las redes sociales: «Tengo la tristeza de anunciar la muerte de mi padre, el conde de París, acaecida esta mañana. Les ruego, oren por su alma», afirmaba Jean d’Orleans tras el duro revés de la muerte de su padre. 

Alberto de Mónaco y el príncipe Hassan de Marruecos, entre los asistentes 

El funeral por Henri d’Orleans tuvo lugar en la capilla real de Saint-Louis, en Dreux, donde ofrecieron sus respetos miembros de casas reales como el príncipe Alberto de Mónaco, Emmanuel Filiberto de Saboya, la emperatriz Farah Diba de Irán, Carlos y Camilla de Borbón Dos Sicilias, el príncipe Hassan de Marruecos y María Teresa de Wurtemberg, la ex esposa de Henri d'Orleans, entre otras personalidades.

Alberto de Mónaco en el funeral por Henri d'Orleans | Gtres

 

Notable presencia española en el funeral por Henri d’Orleans 

Doña Sofía no fue la única representante española en el funeral. También acudieron al sepelio el embajador de España en Francia, Fernando Carderera, y Santiago de Ybarra, presidente de honor del Grupo Vocento, y su mujer, Mercedes Baptista.

En un funeral multitudinario como el de Henri d'Orleans este pasado fin de semana, se llegó a una cifra cercana a los 500 invitados entre miembros de la realeza, grandes empresarios y políticos destacados. 

El Duque de Francia, una figura de calado 

Henri d'Orléans se caracterizó durante toda su vida por estar muy implicado en diferentes cuestiones importantes sobre Francia, además de intervenir en asuntos políticos y sociales de forma pública y privada.  

Pocos días antes de su muerte actuó como intermediario en el conflicto entre la franquicia de los chalecos amarillos y el presidente de la República francesa, Emmanuel Macron, un apoyo a los ciudadanos que reafirme igualmente su hijo: «Debemos dar respuesta a las fracturas que amenazan a nuestra sociedad, que son numerosas y profundas, entre ricos y pobres, entre élites desarraigadas y la población, entre las ciudades y los territorios, entre las religiones. Los chalecos amarillos resumen esas fracturas múltiples», declaraba.