La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

La reina Letizia y la mujer de Julio Iglesias más parecidas de lo que pensamos

La reina Letizia y Miranda, la mujer de Julio Iglesias, tienen en común la estricta alimentación que proporcionan a sus hijos a quienes inculcan una dieta saludable alejada de alimentos procesados
Tanto la mujer de Julio Iglesias como Letizia procuran que sus hijos tengan una buena alimentación | La Coctelera

 

Miranda, la mujer de Julio Iglesias, y la reina Letizia tienen más en común de lo que podríamos pensar, sobre todo en lo que concierne a la alimentación de sus respectivos hijos. Ambas son  muy cuidadosas y controlan en la medida de lo que pueden aquellos alimentos que pueden comer y aquellos que están estrictamente prohibidos.

 

Ambas apuestan por una alimentación sana y equilibrada

Según cuenta la periodista Pilar Eyre en su blog para la revista Lecturas, una ex empleada del hogar que estuvo trabajando para Julio Iglesias le confesaba que Miranda se vuelca de manera estricta en la alimentación de sus hijos implantándoles una dieta basada en ensaladas y verduras provenientes de su huerto.

 

Por supuesto todos los alimentos debían ser hervidos, nada de fritos. Y la bollería, pizzas y congelados estaban automáticamente descartados de la alimentación así como también los refrescos. Sin embargo, Miranda les permitía tan solo una vez a la semana comerse una hamburguesa y patatas fritas.

 

Miranda y la reina Letizia defienden una dieta saludable | La Coctelera

 

Todos sabemos que por parte de la reina Letizia, la alimentación de la princesa Leonor y la infanta Sofía coincide con la mujer de Julio Iglesias en unos hábitos de vida saludable. Pues también controla lo que sus hijas comen no solo en casa sino también ha procurado que en el colegio se sigan sus pautas.

 

La reina Letizia fue nombrada embajadora especial para la nutrición

Tal es la preocupación y el conocimiento que la reina Letizia muestra por una alimentación sana que provocó que en 2015  la FAO la nombrara embajadora especial para la nutrición. Con este nombramiento la reina comenzó su andadura en conferencias sobre alimentación. Ella misma se ha declarado en alguna ocasión ser 'flexivegetariana', es decir que come huevos, lácteos, pescado y, en alguna ocasión excepcional, consume carne.

 

La FAO nombró a la reina Letizia embajadora de nutrición | La Coctelera

 

La reina Letizia procura que en su nevera no falten los productos nacionales, productos frescos y sobretodo ecológicos a pesar de que Zarzuela cuenta con un pequeño terreno de labranza donde cultivan sus propios productos.

También ha mostrado un gran interés en la Nutrigenómica y en cómo lo que comemos afecta al desarrollo de nuestros genes.

 

La princesa Leonor y la infanta Sofía siguen los pasos de su madre

Así pues, la reina ha trasmitido a sus hijas el cuidado por una alimentación sana. E intenta concienciarlas de la importancia de llevar una dieta saludable a pesar de la corta edad de las dos niñas que demuestran ser de lo más aplicadas.

La cruzada de la reina para que sus hijas cumplan con las normas alimentarias se ha trasladado hasta el colegio donde las niñas asisten, haciendo que el menú escolar se adaptara a los hábitos alimenticios de las infantas.

 

La princesa Leonor y la Infanta Sofía siguen las pautas alimentarias de la reina | La Coctelera

 

Así pues entre el menú escolar se pueden encontrar legumbres, ensaladas, verduras —que provienen de un mercado ecológico— y sobretodo fruta y yogurt, quedando terminantemente prohibida la bollería. Eso sí, los nutricionistas del colegio aconsejan a los padres que pueden darle a sus hijos de manera excepcional chocolate de la marca Valor.

 

La tentación en la que cayó la princesa Leonor

Tanta norma impuesta y tanta prohibición a una niña de apenas 13 años, provocaron que la pequeña no pudiera aguantar la tentación de saborear unos dulces y no dudó en saltarse las normas que le ha impuesto su madre.

 

Imagen de la princesa Leonor durante la Misa de Pascua en Palma. | Gtres

 

Aprovechando una excursión con su colegio realizada el pasado año, la niña entró en una bombonería y compró unos cuantos dulces. No sabemos si a la reina Letizia esta desobediencia le sentaría bien pero lo que está claro es que a nadie le amarga un dulce.