La princesa Leonor se salta las normas impuestas por Letizia

La princesa Leonor se salta las normas en lo que alimentación se supone y cae en la tentación de unos dulces
Imagen de archivo de la Princesa Leonor | La Coctelera

 

Bien es sabido por la prensa que la reina Letizia intenta controlar el mas mínimo detalle en lo que a la educación de sus hijas se refiere. No obstante y a pesar de sus esfuerzos, parece ser que la mayor de sus hijas, la Princesa Leonor de Borbón, ha decidido 'saltarse' una de las normas fundamentales de su madre: la alimentación.

 

La princesa Leonor aprovecha una excursión para comprar dulces

Según publicó el periódico 'La Rioja', Leonor habría aprovechado una excursión a la capital riojana realizada con su colegio, el Santa María de los Rosales, para entrar en la pastelería Isidro y comprar unos bombones, saltándose así la prohibición que tiene de ingerir el mayor número de azúcares posibles y apostar por una dieta saludable.

No hay que olvidar que la princesa tiene 13 años y que, como cualquier niña de su edad, es difícil poder resistirse a unas pocas chucherías.

 

Primer discurso en público el día de su cumpleaños

Fue justamente el día de su decimotercer cumpleaños cuando la princesa Leonor de Borbón pronunció su primer discurso en público de mano de la lectura del artículo 1º de la Constitución española, que este año celebraba su 40º aniversario. A pesar de su corta edad se supo desenvolver muy bien, no dejándose intimidar por la cantidad de miradas puestas en ella, y logró pronunciar un discurso con voz firme y mirada a los asistentes.

 

Los reyes de España junto a sus hijas tras el primer discurso de la Princesa Leonor | La Coctelera

 

 

La reina Letizia se implica en el menú del colegio de las princesas

La preocupación que tiene la reina Letizia sobre la correcta alimentación de sus hijas se extiende hasta el comedor del centro donde las princesas acuden cada día procurando que reciban una correcta y saludable alimentación.

Así pues ha trasladado al colegio una serie de pautas e incluso se han eliminado algunos platos típicos del menú de los que se servían y recetas que contenían demasiadas grasas, provocando el enfado de algunos de los padres. Como consecuencia, el precio del comedor ha aumentado debido a la inclusión de nuevos alimentos, pero por contrapartida, reconocen que ahora la comida del centro es más sana.

Los cuatro menús de los que constan el centro van rotando. Los lunes por ejemplo pueden comer lentejas de primer plato, pollo asado y como segundo judías pintas y pollo a la plancha. Los viernes, el menú puede consistir en espaguetis y merluza a la plancha; y los miércoles sopa de cocido y hamburguesa. Al mes solo tiene un día en el que pueden comer una comida frita, compuesta de huevos con patatas, dos veces pasta y tres comidas mensuales de carne roja. Todo preparado al vapor o a la plancha.

Tanto las legumbres como las verduras provienen de la agricultura ecológica y el centro Los Rosales tiene restringido el uso de dulces y bebidas azucaradas, así como la bollería.