La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

‘The New York Times’: «La monarquía española necesita un referéndum»

Según el periodista y autor del artículo, David Jiménez, el rey debería estar dispuesto a medirse en las urnas
Los reyes Felipe y Letizia, en su tradicional posado en Palma de Mallorca. | La Coctelera

 

«La monarquía española necesita un referéndum», es uno de los artículos que ha hecho público ‘The New York Times’, uno de los periódicos más prestigiosos del mundo y que no va a gustar al rey Felipe VI.

El texto está firmado por el periodista español David Jiménez quien explica que los estudiantes han sido llamados a votar en un referéndum simbólico el próximo 29 de noviembre. Este referéndum se llevará a cabo en al menos 13 universidades españolas.

Lo universitarios deberán responder a favor o en contra de derogar la monarquía como forma de Estado e instaurar la república.

Según el periodista, el resultado será lo de menos, ya que se trata de «dar un nuevo paso en una ofensiva que al final tiene como objetivo derrocar al rey Felipe VI», quien en palabras de Jiménez: «llegó al trono hace cuatro años con la promesa de renovar la institución».

 

Objetivo: tumbar la Corona

Según se relata en el artículo del periódico estadounidense, la Corona española «representa un sistema antidemocrático y arcaico».

Para el periodista, todo esto queda viejo y anticuado: «Las dinastías europeas son vestigios del pasado, con sus miembros reducidos a menudo al papel de celebridades».

A lo que añade: «La monarquía española forma parte del modelo de Estado apoyado masivamente por los españoles en la Constitución de 1978, redactada tras la muerte del dictador Francisco Franco».

 

«Un rey que reina, pero no gobierna»

El argumento en el que apoya su teoría David Jiménez, es que tres de las cinco democracias más avanzadas del mundo como son las de Noruega, Suecia y Dinamarca, mantienen sus monarquías.

«Muchos ciudadanos de Corea del Norte, Irán o Venezuela discreparían de la idea de que una república es garantía de mayor democracia, libertad o prosperidad», dice Jiménez.

«Y, sin embargo, incluso monarquías parlamentarias como la española, con un rey que reina pero no gobierna, tienen su punto débil en lo que Pablo Iglesias describe como el acceso a la jefatura del Estado por fecundación», apoya el periodista en sus hojas.

 

Imagen de archivo del rey Felipe VI, en un acto. | Cedida

 

Para el periodista, los herederos no garantizan la buena calidad

En sus líneas, David Jiménez, hace referencia a la manera en que un heredero llega al trono. Un proceso que, nunca va a garantizar la buena calidad de la monarquía.

«Ni las tradiciones monárquicas ni la atención educativa que reciben los herederos garantizan que el cargo pase siempre a una persona con suficiente capacidad intelectual o moral», afirma.

Para el periodista es más probable que «el trono sea ocupado, tarde o temprano, por alguien incompetente o corrupto».

 

«Un rey inspirado en Carlos III»

El periodista se ha atrevido a asegurar en su artículo, que quienes conocen al rey Felipe VI, encuentran especial inspiración en Carlos III. Un monarca «austero, ilustrado y reformista que convirtió su corte en la más aburrida de Europa por las mejores razones».

Para David Jiménez, la monarquía española ya no puede presumir de la idílica imagen que se daba años atrás. Una imagen que reflejaba la buena relación con la ciudadanía, una familia real que transmitía transparencia.

El polémico artículo termina con una enseñanza de David Jiménez hacia el rey Felipe VI haciendo referencia a Carlos III: «Para muchos historiadores Carlos III fue un adelantado a su época, por la forma en la que comprendió que la monarquía solo tenía sentido si demostraba su utilidad a la ciudadanía».

Y termina así: «Hay allí una enseñanza para Felipe VI: Los reyes modernos, además, deben estar dispuestos a medir esa legitimidad en las urnas».