La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

Polémica foto del rey Juan Carlos I y el príncipe Salmán de Arabia Saudí

Un saludo que mancha la imagen de España tras relacionar al príncipe heredero con el asesinato del periodista Khashoggi el pasado octubre
El rey emérito Juan Carlos I y Salmán, en la Fórmula 1 | La Coctelera

 

Nunca un saludo había dado tanto de qué hablar. Este lunes se habla del rey emérito Juan Carlos I tras haber visitado el pasado domingo Arabia Saudí y haber coincidido con el príncipe heredero Mohamed Bin Salmán.

El motivo de la visita fue el Gran Premio de Fórmula 1 de Abu Dhabi donde los objetivos captaron una foto que muchos han calificado «de vergüenza» teniendo en cuenta que el príncipe Salmán está en el ojo del huracán por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

La CIA señaló al príncipe heredero como el responsable de ordenar la muerte del periodista en la embajada saudí de Estambul el pasado mes de octubre. Gracias a esta imagen, de nuevo una mancha más reluce ahora en la monarquía española.

Una imagen vale más que mil palabras

La visita no deja en buen lugar a la monarquía española, de hecho, Juan Carlos I se ha convertido en el centro de atención convirtiéndose en la primera personalidad occidental que ha estrechado la mano de Salmán. Antes, solo empresarios occidentales lo habían hecho.

Han sido los propios medios oficiales de Arabia Saudí, la agencia de prensa SPA u oficiosos como la televisión Al Arabiya, quienes se han encargado de su difusión por todas las partes del mundo.

Allí, en Abu Dhabi, se celebró el Gran Premio de Fórmula 1, en el circuito de Yas Marina. La infanta Cristina acompañó a su padre en este viaje, donde ambos apasionados del mundo automovilístico vieron correr en la que sería la última competición de Fernando Alonso.

La cordial relación entre ambas monarquías ha sido históricamente relevante para los intereses comerciales de ambos países, hay que tener en cuenta que las exportaciones de España a Arabia Saudí superan los 2.000 millones anuales.

Esta imagen ya ha dado la vuelta al mundo en pocas horas y una vez más, se ha colado una mancha sobre la imagen del rey Felipe VI y la del Gobierno de Pedro Sánchez.

El palco, lugar de encuentro

Cabe destacar que la visita del rey emérito no fue intencionada. El objetivo del viaje no fue visitar al príncipe Salmán sino disfrutar de la carrera de Fórmula 1 desde el palco.

Ese fue el lugar de encuentro, en una publicación del medio ‘El Confidencial’ se habla de la probabilidad de que fuera Salmán quien buscó al rey Juan Carlos de manera intencionada.

De lo que no cabe duda, y tal y como se puede apreciar en las fotografías, es que se produjera una pequeña conversación entre ambos.

Tal vez, al intercambiar un breve saludo el emérito aprovechara para preguntarle por la delicada salud del padre del príncipe, el rey Salmán, su gran amigo saudí.

Los medios de comunicación saudíes hablan de un encuentro entre ambos, tal vez para «limpiar» de alguna manera la imagen de su príncipe, manchada por esas acusaciones sobre el asesinato del periodista descuartizado el pasado mes de octubre.

Días marcados en el calendario de Salmán

Se trata de un momento clave para el heredero saudí, ya que el próximo viernes 30 de noviembre se llevará a cabo en Argentina la reunión del G20.

Una reunión a la que asistirán los 19 países con las economías más relevantes del mundo y de la Unión Europea. Hay que destacar que España no es miembro oficial pero que asistirá por su peso económico, motivo por el cual es considerado «invitado permanente».

La presencia de Salmán en la reunión es una de las más esperadas junto con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dos de los grandes productores de petróleo.Los dos países están negociando reducir la producción para aumentar el precio, dada la profunda caída económica del 30% en dos meses.