La Coctelera

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: lacoctelera@oblivionmedia.es

VUELTA AL COLE

👧👦 Estas son las mejores mochilas para empezar el curso 🎒

ALERTA

👙 El motivo de las manchas en la piel que tanto han preocupado a los fans de Sara Carbonero

Sale a la luz la entrevista vetada del rey Juan Carlos I dónde lo cuenta todo

Después de cinco años desde que el rey emérito concediera una entrevista que se convirtió en el documental 'Yo, Juan Carlos, rey de España' y que fue emitido en Francia en 2016 pero vetado en España, sale a la luz en una revista francesa las declaraciones que hizo el entonces rey de España
Sale a luz la entrevista vetada del rey Juan Carlos I. | La Coctelera

 

'Yo, Juan Carlos, rey de España' es el nombre que recibe el documental que el rey emérito realizó en 2014 para la escritora francesa Laurence Debray y al cineasta Miguel Courtais Paternina y que nunca llegó a ver la luz en nuestro país pero sí que llegó a emitirse en Francia.

 

El documental se emitió en Francia en 2016

Juan Carlos I tomó la decisión de contar los aspectos más importantes de su vida, algo a lo que nunca se había prestado a medios españoles, pero sí que, durante su etapa de Príncipe de España, concedió algunas declaraciones a medios extranjeros.

El documental 'Yo, Juan Carlos, rey de España' se emitió en Francia en el año 2016, ahora su autora ha pedido permiso al rey emérito para poder reproducir la entrevista para la revista Point de Vue, que la ha convertido en una exclusiva.

 

La entrevista sale en exclusiva en la revista Point De Vue. | La Coctelera

 

En la entrevista se recogen los momentos más delicados de la vida del monarca desde su niñez hasta su coronación y vida como rey de España.

 

Una niñez en el exilio

Juan Carlos I tuvo que vivir su infancia exiliado de España entre Roma, Suiza y Portugal, en la entrevista relata cómo fue cuando llegó a nuestro país: «No descubrí mi país, España, hasta 1948, cuando tenía 10 años. Hablé francés antes que español. Estaba muy emocionado cuando llegué a la estación. Y totalmente aterrorizado, rodeado de personas mayores que yo no conocía» relataba el monarca.

 

El rey Juan Carlos I vivió su niñez en el exilio. | La Coctelera

 

El terrible accidente que marcó la vida del rey Juan Carlos I

Sin lugar a dudas, el momento más duro por el que tuvo que pasar el rey emérito fue el fallecimiento de su hermano menor Alfonso al que estaba muy unido: «Éramos muy cómplices. Lo quería mucho. Era muy simpático y despierto. Jugaba muy bien al golf. Lo sigo echando mucho de menos. No poder tenerlo a mi lado, no poder hablar con él... Pero la vida debe continuar».

 

Juan Carlos I disparó sin querer a su hermano pequeño Alfonso, que murió en el acto. | La Coctelera

 

El 29 de marzo de 1956, Juan Carlos que por aquel entonces era un adolescente, sostenía una pistola en las manos mientras jugaba. El arma se disparó alcanzando a su hermano Alfonso que falleció en el acto. Tras el trágico accidente, el monarca entró en una depresión y el tema de declaró tabú en Zarzuela del que nunca se volvió a hablar. Ahora casi 60 años después sabemos cómo lo vivió.

 

El rey emérito aclara que Franco no fue su mentor

Durante su estancia en España, el padre de Juan Carlos I y el dictador mantenían una relación de idas y venidas. El monarca confiesa en la entrevista que cuando la relación entre los dos era buena estudiaba en España, sin embargo si la relación era mala lo hacía en Portugal.

 

El monarca quiso aclarar que el dictador no fue su mentor. | La Coctelera

 

«Tenía 10 años cuando conocí a Franco. No me quedaba otra que aceptarlo. Franco no fue mi mentor. Fue mi padre, a pesar de la distancia. Franco era una persona hermética que no hablaba mucho. Me escrutaba todo el rato e intentaba descifrarme» afirmó.

 

Juan Carlos I sentía admiración por su padre

Para él su padre, don Juan: «Era una persona fantástica, de gran calidad humana. Fue mi mejor consejero y mi mejor amigo. Me inculcó el amor por España y por la libertad. Él sacrificó su posición de jefe de familia. Nos entendíamos con solo mirarnos. Siempre he tenido un gran respeto y una gran admiración hacia mi padre».

 

El rey emérito sentía admiración por su padre. | La Coctelera

 

La pérdida de su padre fue un duro golpe para el monarca, pues a pesar de no haber podido tener una relación más estrecha por las circunstancias que les envolvía, le guardaba un grandísimo cariño: «Perder a mi padre también fue un momento realmente duro, era mi aliado más fiel. Le contaba todo. Lo enterré como rey, se lo merecía. Dedicó toda su vida a España, sacrificó su persona por el bien de un país. Esa es la grandeza de ese hombre y tuve la suerte de que fuese mi padre».

 

La reina Victoria Eugenia fue una segunda madre para él. | La Coctelera

 

El monarca confiesa durante el documental lo unido que también estaba a su abuela, la reina Victoria Eugenia y lo importante que fue para él: «Mi abuela era una segunda madre para mí. Era una mujer excepcional, con un carácter fuerte. La quise mucho. Desempeñó un papel muy importante en mi vida. Mi relación con mi madre también era excelente. Me acuerdo de que cocinaba muy bien, le encantaba».

 

Ni rastro de doña Sofía en el documental pero sí menciona a sus hijos

Durante la entrevista el rey emérito no menciona en ningún momentos a su mujer la reina doña Sofía. Tan solo recuerda el momento de su boda debido a un accidente que tuvo el monarca días antes de casarse donde se dislocó el hombro y el día de la ceremonia todavía le dolía.

 

Doña Sofía y Juan Carlos I el día de su boda. | La Coctelera

 

Respecto a sus hijos aclara que siempre se ha mostrado pendiente de ellos: «Siempre he intentado estar cerca de ellos. Mis hijas se casaron y se fueron de casa. Felipe se quedó. Tuvimos la oportunidad de vernos a solas de comer juntos, de comentar la actualidad, de debatir... Esos momentos privilegiados fueron muy importantes».

 

Juan Carlos y Felipe siempre han guardado una estrecha relación. | La Coctelera

 

En el documental se aprecia el gran cariño que Juan Carlos siente por su hijo Felipe con el que se deshace en buenas palabras y halagos. Por aquel entonces, Felipe todavía no era rey de España, pero su padre tenía claro que sería un buen monarca: «No se enseña a ser rey. Se puede transmitir valores y se puede dar ejemplos, pero hace falta aprender este oficio por uno mismo. Felipe lo hará a su manera. Y lo hará muy bien».

❤ Haz click aquí para recibir en tu móvil todo sobre los famosos y el corazón ¡Es gratis!