Belén Esteban gasta 1.600 euros en una comida para sus seres queridos con motivo de su cumpleaños

La colaboradora y sus invitados han visitado el Restaurante Coque, del chef María Sandoval
Imagen de Belén Esteban | Telecinco

El pasado fin de semana, Belén Esteban celebraba una fiesta en discoteca Kapital para su 46º cumpleaños. Sin embargo, al día siguiente, la colaboradora de 'Sálvame' curaba su resaca degustando un menú que de seguro, y a juzgar por su precio, no estaba nada mal.

La de San Blas no ha dudado en ofrecerle a sus invitados la mejor de las comidas, como sucedió en su boda. Esteban ha contratado un menú de 200 euros por persona, y bebidas aparte, en el restaurante de Mario Sandoval.

Comida en uno de los mejores restaurantes de Madrid

Belén ha invitado a unos pocos afortunados a una comida que de seguro no olvidarán. La colaboradora no ha escatimado en gastos, es por ello que no dudó en acudir al Restaurante Coque, del chef Mario Sandoval, para asegurarse de que sus invitados estuviesen lo más cómodos posibles.

El restaurante, situado en el exclusivo barrio de Salamanca, cuenta con dos estrellas Michelín y con un aforo máximo de 60 personas. A pesar de que actualmente el restaurante cuanta con una lista de espera de hasta un mes, Belén ha sabido salirse con la suya y ha conseguido mesa para un total de cinco comensales, entre los cuales se encontraba Miguel y su representante, Agustín Etienne.

El 'stories' de Belén Esteban en el Restaurante Coque | Instagram

Primero visitaron la coctelería, para seguir avanzando hasta la bodega de vinos donde pudieron degustar un aperitivo compuesto por varios vinos —no incluidos en el precio del menú—. Finalmente, la pareja terminaba en su mesa disfrutando de una comida de ensueño.

Como no podría ser de otra manera, la experiencia gastronómica no ha sido precisamente barata, y es que Belén Esteban ha tenido que desembolsar 1.590 euros, es decir, sobre unos 318 euros por persona. A pesar de que Belén siempre se ha caracterizado por su vanidad, la colaboradora ha tirado la casa por la ventana para dar la despedida a uno de sus mejores años.