Álex Lequio recuerda su feliz pasado con una foto suya de pequeño

El hijo de Ana Obregón ha compartido con sus seguidores su foto más tierna de la infancia para hacer frente a los duros momentos por los que está atravesando en su lucha contra el cáncer
Imagen de Álex Lequio durante su última aparición pública | La Coctelera

 

Alex Lequio está librando la batalla más importante de su vida y está demostrando una gran fuerza y entereza para que estos duros momentos pasen de la mejor forma posible.

Desde Navarra, donde está recibiendo tratamiento para su cáncer, el hijo de Ana Obregón de 26 años, tira de nostalgia y comparte mediante sus redes sociales sus mejores recuerdos.

Alex Lequio comparte su más tierna imagen

Si hace unas semanas Alex Lequio rendía homenaje a su abuelo materno a través de una foto en su cuenta de Instagram, esta vez ha querido ser él el protagonista y ha compartido una foto de cuando era pequeño mientras se tomaba un baño.

Una tierna imagen de un Alex feliz mientras chapotea en la bañera y donde el parecido con su madre, Ana Obregón, es más que evidente, junto a la frase 'Happy kid' —'niño feliz'—, el hijo de la actriz ha buscado en el baúl de los recuerdos para deleitar a sus seguidores.

  • NOVEDAD: Entérate antes que nadie de las noticias del corazón y los famosos de España, gratis en el móvil. ¡Pincha aquí!

 

 

La foto—que ya cuenta con más de 5.000 'me gusta'— ha tenido múltiples reacciones de sus seguidores que no han dudado en dedicarle a Alex unas palabras de apoyo y ánimo, recordándole que pronto volverá a ser feliz.

El hijo de Ana Obregón demuestra que el humor es su mejor aliado

Es cierto que la actitud es muy importante para poder afrontar con éxito la batalla y en eso, el hijo de Ana Obregon y Alessandro Lequio, es todo un experto pues desde que se supo la noticia de su enfermedad no ha dudado en hacer uso del humor para hacer saber a sus seguidores que todo sigue bien.

 

 

Una batalla que se libra entre Navarra y Nueva York

Alex Lequio lleva ingresado en la prestigiosa Clínica Universitaria de Navarra—una de las más avanzadas en materia contra el cáncer— desde que la familia regresara de Nueva York. No obstante mientras recibe el tratamiento, Alex no descuida su trabajo y sigue centrado en su empresa Polar Marketing.

La familia viajó a Nueva York nada más enterarse de la gravedad del cáncer que Alex padecía—uno de los más raros y difíciles de tratar—después de que un médico amigo de Alessandro Lequio les aconsejara viajar a EE.UU país donde había un tratamiento más efectivo.

Alex Lequio comenzó a responder correctamente al tratamiento en EE.UU por lo que la siguiente fase era regresar a España y continuarlo desde Navarra.  El hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio deberá visitar este centro cada tres semanas para realizar un seguimiento pormenorizado en la nueva fase del tratamiento en la que se encuentra.

No obstante, los viajes a EE.UU no acaban, pues está previsto que una vez finalice su tratamiento en España deba viajar cada tres meses a la ciudad del rascacielos para realizar las revisiones médicas en el hospital Memorial Sloan Kettering Cancer Center dónde comenzó su batalla contra el cáncer.

Comentarios